¿Por qué las películas y las canciones son una estrategia acertada de marketing?

0

Se observaron algunos patrones comunes entre todas las estrategias que incorporan este tipo de contenidos. Se ha consultado a una de las agencias de marketing que mejor sabe hacerle juego a este sistema de marketing. Los resultados pudieran ser más sorprendentes de lo que en principio se cree.

Una tendencia creciente, a la vez que extraña, es la de utilizar segmentos cortos de películas y hasta canciones en las estrategias de marketing de contenidos. A su vez, su utilización en el marketing en redes sociales ha ido en aumento en los últimos 2 años. Es una práctica curiosa y una decisión no tan fácil de tomar por los Departamentos de Marketing de las grandes empresas, pero muy coqueta y divertida propuesta para las empresas o emprendimientos jóvenes en los entornos digitales.

Ahora bien, ¿de verdad resultan ser efectivas las estrategias donde los fotogramas y las canciones forman parte del contenido? ¿Se trata simplemente de un nostálgico hobbie por compartir con los demás las escenas favoritas?

En la búsqueda del cliente ideal potencial

Gracias a los conocimientos del personal de la empresa marketing Online Rebeldes, se ha podido dilucidar un poco más sobre las intenciones reales de compartir contenidos con escenas de películas, fragmentos de canciones, GIFs que recuerdan a fotogramas, y otros contenidos que guardan una relación entre sí: el gusto o favoritismo.

Según las Rebeldes Online opiniones, un deber ineludible de todo emprendedor digital es buscar su cliente ideal potencial. Esto no quiere decir más que encontrar o definir a esa persona que, dadas todas las variables o condicionantes, sería la indicada para comprar el producto o contratar el servicio.

Conseguir los datos en los que se fundamenta esta búsqueda del cliente ideal requiere de mucha experiencia y tacto, y para cada nicho de mercado es totalmente diferente. Sin embargo, en las estrategias de marketing Online actuales se ha estado especulando acerca de una tendencia muy aferrada al arraigo cultural, que permitiría englobar de forma más sencilla a todos los clientes potenciales de una empresa o un autónomo, sin necesidad de configurar cientos de filtros.

El patrón común de los clientes: su referencia cultural

La agencia Rebeldes Marketing Online afirma que si bien pueden existir infinidad de patrones comunes entre algunos clientes ideales en internet, el patrón cultural es uno de los más efectivos.

Por ejemplo, si el producto o el servicio que se intenta vender a través de internet está enfocado a personas menores de 25 años, compartir fragmentos de películas como Avengers o Toy Story puede resultar bastante acertado, ya que no sólo captará la atención de ese cliente ideal, sino que se obligará a compartir con el resto de sus amigos que comparten esa afinidad por las películas. Y esto afecta positivamente a cualquier nicho de mercado, ya que en cada película hay mil y una escenas para describir cada situación, por lo que sería aplicable el modelo desde la moda hasta la construcción de fosas sépticas.

Los profesionales de la agencia finalizan argumentando que la cultura crea un sentido de apropiación, de formar parte. Es por eso que una lámpara de Dragon Ball siempre se venderá más que una lámpara. Con la primera es más fácil identificarse, conllevando a una apropiación más sencilla.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies