Corrosión en los pantalanes retrasa la reapertura del Muelle de las Carabelas

0

El pasado mes de octubre, tras la temporada alta de visitantes al Muelle de las Carabelas, se procedió al cierre al público de las instalaciones para llevar a cabo una serie de obras previstas para la mejora y puesta a punto de las instalaciones. Dichas mejoras consistían en la limpieza y recuperación de la laguna existente delante de la fachada principal, la impermeabilización de la cubierta del edificio, la adaptación del aseo de discapacitados a la normativa vigente, la sustitución del suelo del edificio, la limpieza, poda y sustitución de plantas, el pintado de los barcos y la sustitución de luminarias del todo el edificio, entre otras cuestiones.

Estos trabajos tenían una previsión de ejecución de dos meses, es decir, con una finalización en torno al 31 de diciembre, con el objetivo de estar de nuevo en funcionamiento de cara a la conmemoración del 525 Aniversario del Encuentro entre dos Mundos, que se celebra en el presente año. Y así se ha cumplido en tiempo y forma, de manera que todas estas actuaciones se encuentran finalizadas desde principios de año.

Sin embargo, mientras se llevaban a cabo los trabajos de puesta a punto y mantenimiento de los barcos, se ha detectado que bajo las pasarelas de acceso a los mismos, totalmente ocultas por estar revestidas de madera para el paso de visitantes, se han percibido algunos daños por corrosión de las vigas de acero que pueden degenerar en daños mayores.

Ante esta situación, Diputación de Huelva decide consultar a una empresa especializada, en concreto al Instituto Técnico de Materiales de Construcción (INTEMAC), que tras una primera visita e inspección de las instalaciones, detecta un alto nivel de corrosión por exposición permanente al ambiente salino que puede dañar la estructura de los pantalanes.

No obstante, y con la clara intención de conseguir un informe más exhaustivo del estado real de las pasarelas de acceso, se procede a la retirada total de la madera que cubre las pasarelas, así como la retirada de todas las instalaciones tales como sistema contra incendios, instalaciones eléctricas, sistema de riego para el mantenimiento de los barcos, proyectores para la iluminación de las naves, farolas, barandillas… Una vez descubiertas las vigas de acero que apoyan sobre los pilares y sustentan las pasarelas, se realizó un chorreo con arena a presión para verificar el nivel de corrosión real. Dicho informe, además de confirmar el desgaste de la estructura, arrojó que una posible fractura de alguna de estas vigas podría generar un accidente durante la afluencia de público.

Ante esta tesitura y siguiendo las prescripciones de los informes técnicos, desde la Diputación de Huelva -siempre anteponiendo la seguridad de las instalaciones para con los miles de visitantes que pasan anualmente por este espacio-, se ha tomado la decisión de cerrar el Muelle de Carabelas hasta que estos trabajos necesarios estén finalizados.

La Diputación de Huelva está en la redacción del proyecto de remodelación y se prevé la reapertura en torno al mes de junio. La recuperación de los pantalanes supone un esfuerzo extra para el ente provincial, cuyos trabajos supondrán un coste no inferior a 300.000 euros y que garantizará que el Muelle se encuentre en perfecto estado de revista para conmemorar el 525.

 

Compartir.

Leave A Reply