El fuego reduce a cenizas al Choco carnavalero

2

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

(Texto y fotos: Blas Miguel Hernández)  Tras el temporal que azotaba a Huelva desde el viernes pasado y que hacía prever inestabilidad en el tiempo para la noche del sábado, llegó la calma y se desvanecieron los malos augurios para el Entierro del Choco.

Desde entes de las ocho y media de la tarde del sábado, la carpa del carnaval instalada en la plaza del Estadio, comenzó a recibir la concentración de viudas y acompañantes del Choco, en su gran mayoría vestidos de negro, aunque hubo quienes se resistieron y mostraron los disfraces que habían lucido durante estos carnavales que tenía ya los minutos contados.

Eran las nueve de la noche cuando la comitiva, puso marcha a su recorrido encabezada por una bullanguera charanga que abría paso a una corona originalmente formada por distintos tipos de sombreros, tras ella, la Corte Mayor e Infantil con sus Choqueras al frente, que entre risas llantos, canticos y bailes eran seguidas por una solemne parodia sarcástica, interpretada por los miembros de la junta directiva de la Federación.

El ingenuo Choco era portado por miembros de diversas agrupaciones, siendo el centro de atención del peculiar cortejo, llevado para un lado y para otro, para detrás y para adelante mientras le cantaban los más ocurrentes estribillos creados en la impronta del momento. Viudas y plañideras fueron caldeando el ambiente a medida que acortaban el recorrido, que aunque ampliado para este año se ha vuelto a quedar corto, dada la marcha festiva que alborotado desfile fúnebre va tomando nuevamente.

Al llegar a la explanada de la Plaza del Estadio había más personal esperando tras las vallas de protección que dentro del propio cortejo. Una vez ubicado el Choco en su punto final, Manoli Moreno, como “Candelillas” de estas carnestolendas, hizo las veces de maestra de ceremonias, leyendo previamente un bando en el que sentenciaba a las llamas a nuestro querido Choco, deseando que ardiesen con el todos los “urdangarines” sin cárceles y sin fianzas, los políticos “roba hospitales”, los machistas intolerantes, los contratos basuras, los desahuciadores y los causantes de la pobreza energética. Una vez deseado que el Carnaval Colombino 2018 vuelva a resurgir de las cenizas de este presente Choco, más grande y festivo que el presente, antorcha en mano se dirigió hacia el prendiendo la primera llama que acabaría devorándolo y reduciéndolo a cenizas. Mientras ardía el protagonista de esta gran noche carnavalera, los presentes entonaron improvisadamente el himno oficioso del Carnaval Colombino “La Punta el Sebo levanta”, pudiéndose observar entre la Corte Infantil auténticas lágrimas por este Carnaval que se nos fue pero que permanecerá en el recuerdo de muchos de los que lo hemos vivido.

Tras la quema del Choco, la Federación hizo entrega de los premios a los mejores disfraces del “Entierro del Choco”, siendo para “Joaquín” el individual por su disfraz de “Canina de la muerte”, el de parejas para “Manuel Fernández y Ángeles Medel” y el de grupo para los niños de la agrupación “Los Ciquitraque” que repitió el mismo premio del pasado año. También fueron impuestos los “Choquitos de Plata” del Carnaval 2017, una distinción que trata de reconocer la trayectoria carnavalesca personal de aquellos que la reciben. Esta insignia fue creada el pasado carnaval 2016, donde se impusieron un total 16 “Choquitos”, siendo para este año 14 los concedidos a: Rocío Martín Báez, José Antonio Alvarado Valladolid, Miguel Ángel Ruíz Julio, José Antonio Blanco Sánchez, Blanca Ramos Fernández, Vicente Ginés Lobo, Francisco Rodríguez Salas, Alfonso Rodríguez Iglesias, Juan Manuel Gómez Rocataliata, Víctor Manuel Quintero Larrarte, José Manuel Avilés Maestre, José Antonio Araujo Hernández, Diego Ortiz Betanzos y Manuel Suero Gil. Enhorabuena a todos ellos.

Compartir.

2 comentarios

  1. Esto cuándo ha sido?
    Míriam a tu novio lo veo un poco triste pero sé quien es jjjj muy atractivos los dos. Besos pareja. Muy favorecidos

Leave A Reply