El turismo ecológico en Francia: también lidera en este apartado

0

Francia es el país líder en turismo en todo el mundo. Pese a los acontecimientos de los últimos tiempos, sigue posicionándose con fuerza en toda la industria turística internacional. Lo que no se sabía, es que también va liderando en la cantidad de ingresos percibidos por el turismo ecológico.

El turismo verde, también conocido como turismo ecológico, es una práctica turística en la que se pone de manifiesto la responsabilidad explícita con el medio ambiente, procurando reducir la contaminación de este hasta niveles ínfimos, que sino nulos.

La tendencia mundial de consumo orientada hacia la ecología también ha atacado al sector del turismo. Ciertos países han abordado este tema con bastante seriedad, donde el país galo, por supuesto, ha demostrado toda su experiencia en el terreno turístico, añadiendo al catálogo de actividades toda la naturaleza de la que dispone.

20% de crecimiento anual sostenido

Durante tres años seguidos el sector del turismo ecológico francés ha visto mejoras en sus estadísticas de desarrollo. Mejoras anuales del 20% que confirman lo que a simple vista no puede palparse: ya son más los turistas que prefieren organizar campings en Gironda que los que quieren utilizar vehículos automotores para recorrer el centro de París.

Lo cierto de todo es que el turismo ecológico se ha transformado en otra de las banderas de Francia como motor internacional del ramo, donde destaca además por los sistemas de etiquetas responsables que se colocan a hoteles y recintos de todo tipo.

La página web France-Voyage, por ejemplo, es una de las mejores para planificar y organizar un viaje a Francia y disfrutar de unas vacaciones ecológicas. Allí figuran catálogos con opciones para todos los gustos, porque la ecología no es una limitante, sino un valor añadido a las experiencias tradicionales.

Lo más buscado en el turismo verde francés

Mientras que a muchos les encanta buscar una Guía de Marne y escoger, otros prefieren hacer recorridos en bicicleta por las riberas del Río de La Loire.

Este último es uno de los itinerarios más solicitados, y comprende más de 8 kilómetros de recorrido por toda la orilla del río más importante y largo del país, donde cada año se dan cita más de un millón de ciclistas para la competencia anual.

Los hoteles que trabajan basándose en estándares de eficiencia energética gozaron el año pasado de un 55% más de crecimiento con respecto a las cadenas hoteleras tradicionales. Algo que pone de manifiesto el deseo de turistas nacionales y extranjeros de apoyar al medio ambiente.

Muchos de estos recintos destacan, a su vez, por ofrecer servicios gastronómicos de alta calidad basados en cosechas de temporada, aprovechando no sólo los cultivos de la zona en la que se alojan los turistas, sino también evitando el despilfarro energético ocasionado por la necesidad de importación de alimentos.

La ecología comienza antes de llegar a Francia

Una gran cantidad de turistas internacionales que pisan suelo francés llegan desde España. Desde el país ibérico, la mayoría de los usuarios prefirió usar los sistemas de trenes de alta velocidad.

Este servicio mancomunado entre España y Francia permite trasladar pasajeros desde ciudades como Barcelona a las principales capitales francesas, Marsella y París.

Aparte de ser más seguro y rápido que los coches convencionales, repercute en un 84% menos en la contaminación anual, por lo que la conducta ecológica comienza mucho antes de llegar a tierras galas, al menos a consideración de los propios turistas.

Bon voyage!

Compartir.

Leave A Reply