El mercado de los automóviles en febrero y marzo, según ANFAC

0

El mes de febrero fue difícil para los fabricantes de automóviles en España. Hubo descensos en la mayoría de los rubros. Marzo, sin embargo, muestra un aura de optimismo sobre vendedores y fabricantes.

Finalizado el mes de febrero, se pudo comprobar de primera mano que el mercado de los automóviles había descendido hasta niveles que encendían algunas alarmas. Para las firmas y concesionarios, todo descenso debe suponer una alarma, aunque en este caso es algo previsible, según informa el ANFAC, su órgano regulador.

El mes de febrero, y el inicio de año en conjunto, no ha sido fácil para el mercado de los coches, ni tampoco para el mercado en general. Algunos hechos aislados han motivado a la población a tomar previsiones y ajustar presupuestos, lo que financieramente imposibilita la compra o renovación de su coche.

El declive previsible de inicio de año

Como ya se apuntaba y dejaba ver el ANFAC, era totalmente previsible una caída de las ventas en el inicio del año. Y, aunque enero se mostró decente en cuanto a estadísticas, el descenso general de ventas de coches en febrero era más que asumible, dadas las condicionantes de todo tipo.

Aunque en el mercado español existe una cantidad inigualable de coches con más de 15 años funcionando, lo que da muestras de la necesidad de renovación, los particulares son los clientes que más adquieren coches nuevos. Esto podría traer una teoría de que la mayoría de las personas tienen coches nuevos, y son las empresas las que siguen utilizando vehículos con bastante tiempo de trabajo encima.

La otra versión que apunta el ANFAC, es que la falta de planes de financiamiento hace que ese porcentaje restante de particulares se conforme con seguir utilizando su coche, ante la imposibilidad de renovarlo a falta de una estrategia financiera desde arriba que fomente tal decisión.

El duro febrero y la Semana Santa

En febrero se vieron todas las costuras de la medida del aumento de la facturación de electricidad. Para la gran mayoría de los españoles fue un choque bastante fuerte, y todos han tenido que ajustar sus bolsillos ante la medida, y sobre todo tomar previsiones para los meses posteriores.

Por tanto, la directiva de la asociación reguladora del mercado de los fabricantes de coches pide a los concesionarios que den tiempo a los clientes particulares, ya que estos han sido los más afectados por las medidas de la facturación de luz, lo que corresponde uno de los gastos más altos para los que tienen casa propia.

Por otro lado, se estima que en marzo las ventas de coches a empresas aumenten considerablemente, sobre todo las empresas asociadas al alquiler por temporadas o a las rutas o viajes turísticos. Todo esto encaminado a la Semana Santa, que a diferencia del año anterior, será en el mes de abril.

Razón suficiente para pensar que estas empresas, cuyos clientes han venido aumentando entre un 4% y un 9.27% por temporada, necesiten renovar sus flotas y a su vez captar a clientes de toda condición y presupuestos.

Compartir.

Leave A Reply