El PAN Moguer se juega ante Aguilar salir del descenso el día de su 45 aniversario

0

El Club Balonmano Pedro Alonso Niño de Moguer cumple 45 años de existencia este domingo, en el que a partir de las 12.30 horas recibe al Balonmano Aguilar Aceitunas Torrent. El conjunto moguereño busca salir del descenso por primera vez en muchas jornadas como regalo perfecto, pero para ello tendrá que superar a un rival muy cualificado. El equipo amarillo viene de empatar en el feudo de Montequinto y como local en el Pabellón Zenobia Camprubí ha ganado sus últimos cinco encuentros, una fiabilidad que junto a su gran juego desplegado están siendo su asidero para creer en la salvación a siete jornadas para el final de la competición.

Ahora mismo es penúltimo con 15 puntos, un más que Manzanares, y a uno de Villafranca, que recibe a Melilla, equipo hasta hace unas jornadas en la quema y que ahora es undécimo con 19 puntos. Cuarto por la cola con 17 puntos está el Agrifluide La Salle que recibe a Lanzarote, inmerso en la pelea por la fase de ascenso.

En ella está también el Balonmano Aguilar, que ahora mismo es tercero con 29 puntos, los mismos que el CD Urci Almería, segundo, y más atrás que el sólido líder Los Dólmenes Antequera. El conjunto cordobés ha estado muchas jornadas en puestos de privilegio.

El cuadro cordobés ha ganado dos partidos, ha empatado uno y perdido tres en sus seis duelos más recientes. En la última jornada cayó 26-27 en Maracena y previamente empató en Villafranca (20-20). Antes ganó La Salle (27-26) tras caer con el Caserío Ciudad Real (28-24) y más atrás, ganó 31-24 a Bolaños y cayó 25-14 en la cancha de Los Dólmenes.

El técnico Máximo Gutiérrez tendrá disponible a toda la plantilla a excepción de Pablo Cumbreras, que no obstante está comenzando a entrar en el grupo en los entrenamientos tras sus problemas de rodilla. Gutiérrez ha expresado sobre el rival que “ellos vienen tocados con el empate en Villafranca y la derrota en casa con Maracena. Han perdido jugadores y se han reforzado con Nilo Fandiño, pero tienen jugadores experimentados en esta categoría y superiores, como Paco García, Mendoza o Padilla”.

“Tenemos claro que tenemos que defender fuerte en 6-0 y correr. Tenemos que llevar como siempre el partido a nuestro ritmo y que el pabellón ruja como lo está haciendo para seguir estando invictos este año en el Zenobia”, ha detallado el entrenador moguereño, quien ha insistido en que deben tener “1.000 ojos para sacarles de su ritmo lento. Son perros viejos y tenemos que la savia nueva correr y salir del descenso”.

No pierde de vista que la lucha del equipo no ha acabado, pero ha ensalzado la trayectoria en alza de sus jugadores bajo su dirección. Ha respecto ha considerado que “el golpe en la mesa se dio cuando se demostró que este equipo no era perdedor, el segundo cuando se levantó del golpe de Villafranca y con los tres partidos sin perder que llevamos ahora. Sumar otro sería demostrar que el equipo no pintaba nada ahí abajo”.

Compartir.

Leave A Reply