El Rocío se regenerará con una laguna natural de 22 hectáreas

0

El Ayuntamiento de Almonte va a poner en marcha un proyecto para regenerar desde el punto de vista ambiental y paisajístico una zona de la aldea del Rocío, concretamente la que se encuentra al final de la calle Santolalla, justo después de la actual carretera R-30. El objetivo es, en un espacio de 22 hectáreas, favorecer la formación de una laguna natural, a través de la creación de un humedal que atraiga a las especies de aves que paran en Doñana, y crear justo al lado una parcela dotacional para albergar distintas instalaciones hípicas.

En rueda de prensa en la Diputación de Huelva, la alcaldesa de la localidad, Rocío Espinosa (PSOE), ha remarcado que “se trata de un proyecto de calado para la aldea y que ya cuenta con el visto bueno de los vecinos”, y con el que se pretende, ha añadido, “no dar solo solución a varios problemas generados por el progresivo crecimiento urbano del núcleo, sino también regenerar toda esta franja, bastante deteriorada desde el punto de vista paisajístico y ambiental”.

El objetivo es colocar miradores y pasarelas alrededor de la laguna, que permita el disfrute de un espacio natural. “Sería como un espacio complementario a la laguna Madre, que pueden ver todos los visitantes frente a la ermita”, ha remarcado la alcaldesa.

La zona norte de la aldea, en la calle Santolalla, está en actual desarrollo urbanístico y acerca las zonas edificadas a las infraestructuras de comunicación existentes, como la R-30, y a la parte inundable localizada en dicha zona norte.

El área abarca una superficie aproximada de 22 hectáreas, que se dividen en la parte de la laguna y en la parcela dotacional, y esta actuación pretende por tanto, y como solución principal, el desplazamiento de la actual vía de evacuación (R-30) hacia el norte, de manera que sea viable el desarrollo urbano previsto a la vez que se garantice la seguridad y la fácil evacuación en caso de emergencia.

A su vez, la manera en la que se plantea el nuevo trazado de la R-30 va a permitir generar una fuerte barrera vegetal de arbolado autóctono, que sirva por un lado contener los creciemientos desordenados que pueblan dicha zona norte y, por otro, para favorecer la regeneración paisajística, ha detallado la arquitecta municipal Natividad López, quien ha informado que esta primera fase del nuevo trazado puede ascender a 300.000 euros y está previsto para este mismo año.

López ha asegurado que “la laguna tendrá agua durante cinco o seis meses al año y el resto del tiempo el objetivo es abastecerla desde la depuradora, colocando un aliviadero y potenciando su labor ambiental”, a lo que ha añadido la alcaldesa que la delimitación de sus bordes y su preparación podría alcanzar de coste los 200.000 euros.

Al respecto, la primera edil ha señalado que al lado de esta carretera “se están construyendo viviendas de protección oficial, cuyas terrazas dan a esta vía, que se quedará como una calle bien apuntalada una vez que esté realizada la obra”, a la par que ha destacado “el valor que van a adquirir estas viviendas, que van a tener un mirador tan digno como el de la laguna Madre”.

En cuanto a la financiación, Rocío Espinosa ha señalado que el objetivo es “involucrar al resto de administraciones y buscar vías mediante subvenciones, por parte de parques nacionales o de fondos europeos”. Al respecto, ha defendido el aspecto sostenible del proyecto como modelo de desarrollo.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies