El Puerto niega que haya ecotoxicidad en las balsas del espigón

0

El equipo de Medio Ambiente de la Autoridad Portuaria de Huelva, compuesto por técnicos especialistas de acreditada solvencia,ha rechazado “de manera contundente” la afirmación por parte del representante de la Mesa de la Ría de que existen muestras procedentes de los recintos con índices de ecotoxicidad. Los resultados de los análisis de esas mismas muestras que posee el Puerto, procedentes de un laboratorio acreditado como entidad colaboradora de la Junta de Andalucía y con el sello de la Entidad Nacional de Acreditaciones (ENAC), confirma que están libres de toxicidad y peligrosidad.

El Departamento de Medio Ambiente de la APH ha querido de esta forma “manifestar su malestar ante este tipo de descalificaciones y juicios de valor sin fundamento que ponen en duda la profesionalidad de trabajadores y directivos que tienen como objetivo la sostenibilidad y la relación entre el puerto y la ciudad”.

Desde la Autoridad Portuaria se asegura, en una nota de prensa emitida tras las declaraciones de Rafael Gavilán sobre este asunto, que “es importante poner de manifiesto que la Mesa de la Ría ha sido uno de los colectivos que en mayor número de ocasiones ha sido atendido por el Puerto, dándoles la información pertinente y estando abiertos para continuar en la misma línea. Además, los técnicos del Puerto de Huelva están en contacto directo y permanente tanto con el Ayuntamiento, así como con la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y con el Paraje Natural Marismas del Odiel, trabajando de manera conjunta y coordinada en beneficio de todos los onubenses”.

Alegaciones al documento sobre Delimitación de los Espacios y Usos Portuarios (DEUP)

En relación con las alegaciones que la Mesa de la Ría ha realizado a la DEUP, los técnicos de la Autoridad Portuaria de Huelva afirman que este documento es un instrumento que carece de “carácter urbanístico” tal y como manifiesta la Mesa de la Ría en su nota de prensa, por ello la APH no pretende usarlo como tal. Así, este documento se trata de una delimitación o distribución de los espacios portuarios en función de los usos que establece la Ley de Puertos. No regulándose por su medio el uso urbanístico de los mismos, sino su distribución dentro de la zona de servicio del puerto. La ordenación del territorio con carácter urbanístico se regula a través de otro instrumento de planificación denominado Plan Especial, específicamente diseñado para regular la articulación de todos los intervinientes en materia urbanística y donde se establece la coordinación con las administraciones concurrentes en esta materia.

En la actualidad, está aprobado y vigente el Plan Especial del Puerto de Huelva que no obstante está siendo objeto de revisión y trámite para adecuarse a la nueva DEUP. Por ello, la APH quieren mostrar un absoluto rechazo a la acusación de incumplimiento de la normativa urbanística por parte del Puerto.

Cierre del Espigón

En relación a lo manifestado por el representante de la Mesa de la Ría sobre el cierre del espigón, hay que señalar que el espigón tiene una finalidad para la que fue construido: un dique de abrigo del Puerto de Huelva. Desde la Junta de Andalucía se señaló en su momento, el riesgo que conllevaba el uso del mismo para actividades de pesca. Por ello, la Subdelegación del Gobierno promovió y lideró una serie de reuniones en las que se determinaron las prácticas a seguir para garantizar la seguridad de los pescadores y se solicitó a la APH como titular de las instalaciones que tomara las medidas oportunas para impedir el paso de vehículos al final del dique.

MESA DE LA RÍA

balsa de dragado_chapapote1Por su parte, la Asociación Mesa de la Ría ha informado que “una de las muestras analíticas de las balsas de dragados en el espigón es peligrosa por su ecotoxicidad”, por lo que la Junta repetirá y ampliará las analíticas, ya que la parte analizada por el laboratorio del Puerto de Huelva de la misma muestra no dio el mismo resultado

Esta información dada a conocer este viernes, se produce a raíz de la denuncia presentada el 9 de diciembre de 2015 por Mesa de la Ría a la Junta de Andalucía, por la construcción y recrecidos de las nuevas las balsas de dragado en el espigón. La información que ha facilitado la Junta a Mesa de la Ría es que “de las cinco muestras analizadas, una de ellas resultó tener carácter de peligrosa por ecotoxicidad”.

CIERRE DEL ESPIGÓN AL USO PÚBLICO

Para Mesa de la Ría resulta lamentable el cierre del espigón a usuarios y pescadores, una parte del Paraje Natural Marismas del Odiel, que debe ser de uso público, por lo que insta a la administración a una solución rápida. No obstante el colectivo ciudadano entiende que las autoridades tendrán que aclarar previamente si la toxicidad de los fangos que se desparraman a lo largo del Espigón de los recrecidos de las balsas realizados pueden ser dañinos para la salud de los usuarios que puedan acceder a él y tomar una solución al respecto.

ALEGACIÓN DE MESA DE LA RIA AL DEUP

En relación a la información pública de la propuesta de “aprobación inicial de la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios del Puerto de Huelva”, Mesa de la Ría ha alegado el documento destacando que “el puerto incumple la ley urbanística desde hace 17 años”, pretendiendo solucionar los graves condicionados en la Resolución de 26 de julio de 2000 con un documento que no tiene carácter urbanístico y, lo que es más grave, pretendiendo con ello dar visos de legalidad a grandes obras que ha acometido el Puerto sin el refrendo de la legislación urbanística, como éstas balsas de dragados a las que el documento asigna uro portuario y no público que, ademas, no están contempladas en ningún plan urbanístico, ni en el Portuario, ni en el plan General de Huelva, por lo que estas actuaciones podrían calificarse como presuntos “delitos contra la ordenación del territorio”.

Entre los condicionados urbanísticos que el puerto lleva sin subsanar desde el año 2000, destacan que “la calificación del suelo ser coherente con la del planeamiento urbanístico municipal vigente, Plan General de Huelva y Palos de la Frontera” y que “las determinaciones para la zona de Marismas del Odiel deben compatibilizarse con la del Plan Rector de Uso y Gestión y resto de normativa de aplicación por sus valores naturales”, algo que no cumplen las balsas de dragado que el puerto recrece y construye a su antojo y escondidas en Marismas del Odiel.

Para Mesa de la Ría, la actuación del Puerto al margen de la obligada planificación urbanística de su territorio, que es también el de todos los onubenses y palermos, elude la necesaria participación ciudadana asociada a la delimitación de usos futuros del Puerto de Huelva, por ello ha expresado en la alegación que el espigón debe ser público, que las balsas de dragados son ilegales y que tanto la Avenida Francisco Montenegro, como todo el frente de la Ría deben considerarse zonas de interacción Puerto-ciudad y diseñarse desde la legalidad urbanística, entre todos los ciudadanos con una verdadera participación pública.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies