Espléndido Viernes de Dolores en la barriada de Las Colonias

0

(Texto: José Enrique Sánchez) A las 19:30 horas y desde la Casa de Hermandad de la Lanzada, ubicada en la Calle Don Bosco, salía un año más en procesión la Venerada Imagen de Ntra. Sra. de Los Dolores, Titular de la Parroquia del mismo nombre y de la Cofradía de la Sagrada Lanzada. Una petalada recibía la imagen de la Virgen, que estrenaba fajín y cruz pectoral, que vestía la saya de la Virgen del Patrocinio. El paso, con un exorno floral de gladiolos, claveles y rosas blancas, portaba además la imagen de la Inmaculada en el frontal.

La Banda Municipal de Aznalcóllar ha sido la encargada de los sones musicales, por un barrio que se ha vuelto a volcar con la Virgen de los Dolores y que ha vivido momentos muy simbólicos y emotivos, como los cantes que le han dedicado a la Virgen el Coro de Emigrantes en la plaza de los Dolores, donde una de las levantás ha sido dada por el obispo, José Vilaplana.

Igualmente emotivos el encuentro con las hermanas de la Cruz y con la Comandancia de la Guardia Civil de un Viernes de Pasión, conocido popularmente como Viernes de Dolores, que se vive de manera muy especial en el onubense Barrio de Las Colonias. Como es tradicional, la Hermandad de la Sagrada Lanzada organiza la procesión con la que es Titular de la Cofradía y también Titular de la Parroquia de Nuestra Sra. de Los Dolores por numerosas calles del Barrio y que no son las habituales durante la Estación de Penitencia del Martes Santo. Este año, como novedad, la procesión ha pasado por las calles Juan Salvador y Juan Mateo Jiménez.

La procesión del Viernes de Dolores se viene desarrollando desde los años 70, incluso antes de que existiera la actual Hermandad de la Sagrada Lanzada que la tiene por Titular Mariana; es una procesión que aunque enmarcada dentro de la Cuaresma, no está revestida del carácter penitencial que si tiene la salida del Martes Santo donde la imagen de la Virgen acompaña al misterio del Cristo de la Sagrada Lanzada.

La Saeta que se hizo presente durante toda la procesión, el incienso y los acordes de la Banda Municipal de Aznalcollar, junto a una temperatura propia de las mejores primaveras, hizo que todo el Barrio pudiera disfrutar de la Virgen, que la acompañó durante todo el recorrido. A las 00:25 la Virgen entraba en su Casa de Hermandad a la espera de un radiante y cercano Martes Santo en que vuelva a encontrarse con Las Colonias, pero en esta ocasión acompañado a su Hijo el Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada en Estación Penitencial hasta la Parroquia de la Purísima Concepción.

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies