Reinventa los dulces de Semana Santa con toques de fresa

0

La repostería casera adquiere un protagonismo especial durante los días de Semana Santa. Torrijas, buñuelos de viento, leche frita, rosquillas… Si estás cansado de hacer las mismas recetas una y otra vez, atrévete a innovar con fresas, una fruta que, aplicada con diferentes texturas, te puede ayudar a reinventar tus postres de siempre y presumir de manjares renovados.

Torrijas con mermelada de fresas

Ingredientes:

1 barra de pan de torrijas

1,5 litros de leche

10 cucharadas soperas de azúcar

Canela en rama (1 o 2 palos) y canela en polvo.

Cáscara de limón

3 Huevos

1 litro de aceite de Oliva

½ kg de fresas

Preparación:

Ponemos a cocer la leche, el azúcar, la canela y la cáscara de limón. Batimos los huevos en un bol y empapamos en ellos las rebanadas de pan (de unos 4 cms de grosor). En otro recipiente mezclamos azúcar y canela en polvo al gusto, para rebozar al final. Una vez que la leche ha cocido y ha tomado bien el sabor de la canela y el resto de ingredientes, se introducen en ella las rebanadas de pan y se les da la vuelta para que se empapen bien por todos los lados. Una vez que están bien empapadas, se van rebozando en los huevos y se fríen con aceite de oliva. Posteriormente, las rebozamos en la mezcla de azúcar y canela y las reservamos en una fuente.

A continuación, lavamos las fresas, las troceamos y las reservamos en un bol. En un cazo, mezclamos agua y azúcar y lo calentamos unos 10 minutos hasta tener un almíbar suave, que  volcaremos sobre las fresas troceadas. Dejamos que repose. Al servir, acompañaremos cada torrija con una cucharada de fresas en almíbar.

Buñuelos de cuaresma rellenos de fresas

Ingredientes para la masa:

150 ml. de agua

1/2 cucharadita de sal

1/2 rama de canela

La corteza de un limón

50 gr. de mantequilla

125 gr. de harina

50 ml. de brandy

3 huevos

1 yema

Aceite de oliva para freír

Azúcar glacé para espolvorear

Ingredientes para el relleno:

200 g. fresas

40 g. de azúcar

30 ml. de agua

1/2 cucharadita de maicena

Preparación:

Ponemos al fuego una cazuela con agua, mantequilla, sal, corteza de limón y canela. Esperamos hasta su ebullición y en cuanto hierva, retiramos la canela y la corteza del limón y agregamos la harina. Trabajamos bien la masa hasta que se forme una bola que se despegue de las paredes de la cazuela. Entonces añadimos el brandy y removemos. Pasamos la masa a un bol y la trabajamos con las varillas de amasar añadiendo los huevos de uno en uno. Freímos la masa, a medias cucharadas, en aceite bien caliente. Los dejamos escurrir en papel absorbente y esperamos a que se enfríen.

Para preparar el relleno, lavamos y cortamos las fresas en trozos pequeños. Las colocamos en una cacerola al fuego junto con el azúcar y el agua y llevamos a ebullición. Una vez que empieza a hervir, bajamos el fuego y añadimos la maicena, que hemos mezclado con dos cucharadas de agua, hasta que no queden grumos. Lo cocemos 10 minutos, retiramos del fuego y dejamos enfriar. Rellenamos los buñuelos con una manga pastelera.

Leche frita de fresas

Ingredientes:

Medio litro de leche
100 gramos de azúcar
60 gramos de maicena
Para la compota de fresas
200 gramos de fresas muy frescas
Dos cucharadas de azúcar
Un chorrito de zumo de limón
Un poco de harina y un poco de clara de huevo montada para rebozar
Aceite de girasol para freír
Azúcar y canela en polvo para rebozar

Preparación:

Lavamos y cortamos las fresas y les añadimos dos cucharadas de azúcar y el zumo de un limón exprimido. Las cocemos en un cazo a fuego lento hasta que las fresas queden bien tiernas (casi una mermelada de trozos grandes). No se pueden macerar directamente con la leche pues su acidez cortaría la leche. El azúcar y el limón contrarrestan la acidez y potencian el sabor de las fresas aún más.

Por otro lado preparamos la base de la leche frita del siguiente modo. Ponemos en un cazo el medio litro de  leche junto con el azúcar a calentar, previamente retiramos un poco de leche en una taza en la que disolveremos muy bien la maicena, cuando esté totalmente disuelta en la taza, sin ningún grumo y la leche del cazo bien caliente, añadiremos a esta la maicena disuelta, sin dejar de mover con unas varillas hasta que la crema empiece a espesar, seguimos moviendo un poco más y apartamos del fuego. Con mucho cuidado y la crema bien caliente vamos añadiendo las fresas que habíamos preparado previamente y lo unimos bien a la crema sin dejar de mover. Vertemos la crema en un molde de cristal que previamente habíamos mojado y escurrido para que ésta no se pegue y se desmolde perfectamente una vez fría.

Dejamos reposar en el frigorífico durante 24 horas. La desmoldamos, la cortamos en cuadraditos y las pasamos por harina y después por clara de huevo montada a punto de nieve. Después las freímos en aceite de girasol bien caliente, las escurrimos y las rebozamos con azúcar y canela.

Floretas de cuaresma con cobertura de fresa

Ingredientes para la masa:

250 ml de leche

150 g de harina

50 g de azúcar

1 huevo

1 pizca de sal

2 cucharadas de anís dulce

Ralladura de 1/2 limón

Aceite de oliva

Ingredientes para la mermelada:

1 kg de fresas

400 g de azúcar

1 limón exprimido

Preparación:

En un bol añadimos la harina tamizada, la sal, la ralladura de limón, el anís, el azúcar y el huevo y mezclamos todo con una barillas añadiendo la leche poco a poco y batiendo hasta que no queden grumos. El molde para hacer las floretas se puede adquirir en cualquier tienda de menaje.

Añadimos abundante aceite de oliva en una sartén honda y cuando esté bien caliente, mojamos el molde en la masa (moja sólo las ¾ partes del molde puesto que si lo mojas entero no lograremos despegarlo después) e introdúcelo en el aceite. Rápidamente la masa se despegará del molde, dale la vuelta a la floreta y elimina el exceso de aceite escurriéndola en papel de cocina.

Preparar la mermelada es muy sencillo. Lava y corta las fresas y ponlas en un recipiente a macerar con el azúcar y el zumo de limón durante una hora. Pasado este tiempo, cuece la mezcla a fuego lento hasta que las fresas estén tiernas. Cubrimos las flores con un pincel pero sin introducirlas en almíbar para que estén muy crujientes.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies