Exposición de pintura de Juan Galán en Ayamonte

0

juan galan.(Texto y fotos: José Luis Rúa) Recién entrada la primavera y con la Semana Santa iniciando su andadura de este año, Juan Galán, el pintor ayamontino que sorprende en cada una de sus muestras, abre de nuevo las puertas de su Atelier que mira al sur, como buscando un cambio de inspiración, para llenarnos de visiones especiales de sus patios andaluces y sus formas de distribuir el color y la perspectiva.

Nos sorprende con una ampliación de su estudio y nos deja recrearnos bajo un techo artesonado inmaculado y sobre los muros de carga de los de antes, en ese estudio en el que Galán ha distribuido magistralmente su obra, evitando que se queden almacenadas en algún cuarto, donde el polvo se encargará de dar buena cuenta de la obra. Detalles que embellecen la estancia, muebles dispuestos con meticulosidad, jugando los formatos grande y los pequeños, reclamando la atención del visitante y sorprendiendo de nuevo por los juegos de luces distintos en cada nueva ocasión.

Galán cuelga una docena de obras, en dos formatos: el grande del espectáculo y el colorido y el pequeño, el de la esencia, el detalle, la invitación a la fantasía. Y es una sorpresa para quienes le hemos visto evolucionar, buscarse a sí mismo a través del tiempo y del lienzo. Juan en esta exposición, se define de nuevo, se muestra rodeado de naturaleza, de pequeños detalles que hacen grandes los trabajos. Se ve una obra fresca y contemporánea. Una colección de detalles que le dan al conjunto una perspectiva nueva, un sello personal, un encanto que se diluye en la Nueva Escuela Ayamontina.

ambiente del atelier.Y es una experiencia única, el poder perderse por entre este juego de patios andaluces, donde la simetría, la arquitectura y el color juegan de tal manera, que uno no sabe exactamente donde fijar la mirada. Porque están los claustros que recuerdan tiempos pasados. Patios que localizamos en museos de la capital hispalense. Patios que vienen de la Córdoba califal y restos de espacios interiores que muy bien podrías estar localizados en cualquier zona oriental u occidental de esta Andalucía algarvia. Espacios abiertos y vacíos de pintura, verdes en todas sus tonalidades y juegos de luces y sombras que dan una visión única. Galán ha convertido las paredes de su estudio en un inmenso patio donde suena el agua corriendo por los arriates, o las pilistras juegan a conformas oasis frente a las costillas de Adán que se hacen majestuosas ante el espectador.

Una velada agradable para abrir la nueva temporada. Conversaciones que nacen a la sombra de los claustros y el olor de un buen vino, que se hace hueco por entre los espacios abiertos de este magnífico estudio. Juan Galán vuelve a sorprender y muestra lo más reciente de su inquietud artística.

 

Compartir.

Leave A Reply