Opinión: 1 de mayo y corrupción política

0

(Texto: Juan José Rodríguez. Secretario General de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Huelva) Los trabajadores, en un número inferior al que sería necesario, nos manifestamos este primero de mayo para reivindicar nuestros derechos. Una tradición que como muchas otras se repiten año a año.

En esta ocasión, asistimos de forma coincidente con esta celebración al esperpento de país en que se ha convertido España gracias al descaro con que nos roban numerosos cargos públicos del Partido Popular y ello unido a la frescura con que manipulan a su favor las instituciones de nuestro país.

Para la clase trabajadora este expolio que supone la corrupción política del Partido Popular no es simplemente una muestra de la degradación de la otra clase social, la dominante, la de las familias de siempre y sus adláteres colocados en los resortes del poder político. Viene a suponer la puesta de manifiesto de lo que siempre ha sucedido aunque conservando las formas.

“Las familias”, en toda su pureza, o veteadas de la pringue de los que han crecido cuidándole el cortijo, son lo que son gracias a la usurpación histórica de la riqueza colectiva y de la opresión social y económica de nuestras clase.

En estos días, lo que de todo ello está saliendo a la luz nos hace pensar que la calidad democrática de nuestro sistema político ha caído en picado. Sin embargo no está sucediendo nada que no viniera ya ocurriendo, simplemente la sensación de impunidad, ha llegado a tal extremo que, al perder las prevenciones en ocultar su actividad depredadora, han hecho ésta visible.

Pensar que sólo reclamando trabajo y derechos es posible revertir esta relación entre las clases, es cuando menos, ingenuo.

Los trabajadores debemos tomar conciencia de que nuestra batalla no puede ser coyuntural sino de fondo. La pelea continua por la conquista de derechos concretos, siendo imprescindible, es sólo una parte del trabajo a realizar para hacernos salir de nuestra posición subalterna en lo económico y lo social.

La modificación global de la correlación de fuerzas que necesitamos para dotarnos de una forma de vida digna para todas y todos exige la confluencia de diversas realidades organizativas, del ámbito de lo sindical, en el que Comisiones Obreras debe ser actor principal y promotor, asociativo y popular, y por supuesto político.

Una huelga general puede conseguir doblar el pulso a un gobierno, una gran movilización también, pero creo que no conseguirían por si solas, derrocar a este gobierno de cínicos y cínicas.

El anuncio de moción de censura por parte del Grupo Parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea del Congreso de los Diputados es un acto necesario también, en este caso en la sede de la Soberanía Popular.

Sin embargo, tanto la lucha sindical, como la acción política de las fuerzas de la izquierda real, de manera inconexa, tienen un recorrido limitado en el camino hacia la superación del statu quo que, cada día más, nos va hundiendo en la pobreza, la falta de libertad real y el conformismo.

La reflexión consecuente a todo ello no puede ser otra que la de lo necesario de confluir ya en un gran movimiento popular, un bloque político, social y sindical que de inmediato ponga en marcha un plan de acción coordinado destinado a descabalgar, no sólo a los corruptos de la tele, sino a quienes desde sus mansiones mueven los hilos que controlan el sistema que nos parasita.

Este primero de mayo debería recoger el apoyo explícito de los sindicatos de clase a la moción de censura de Unidos Podemos y la exigencia a quienes en otros partidos se sigan sintiendo parte de la clase obrera de que se sumen a esta iniciativa.

Tomando el lema de mi sindicato para este día, “NO HAY EXCUSAS” es hora ya de tener altura de miras, de mojarse, de superar infantiles apoliticismos. Comisiones Obreras ha de dar un salto cualitativo, aún en pleno proceso congresual o por ello mismo, y pasar a la acción para conquistar, junto con todas las fuerzas populares, la hegemonía, para conseguir una realidad justa para la mayoría.

Viva el 1º de Mayo, viva la clase trabajadora.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies