‘Por una sanidad digna’ acusa a la Junta de “intoxicación mediática”

1

(Texto: ‘Huelva, por una sanidad digna’) Desde la Asociación de Pacientes y Profesionales Huelva por una sanidad digna queremos mostrar nuestro estupor ante la noticia publicada en los medios de comunicación sobre la “configuración definitiva” de la atención hospitalaria en la provincia de Huelva, una nueva muestra de la voluntad de intoxicación mediática de nuestra Administración sanitaria.

Nos resulta curioso que se hable de configuración definitiva cuando las noticias que tenemos son que, en cumplimiento del Pacto de Mesa Sectorial de 10 de Marzo de 2017 (casualmente firmado 2 días antes de nuestra 3ª manifestación) se ha constituido un grupo de trabajo con miembros de las Juntas Facultativa y de Enfermería, Sindicatos y Direcciones de los centros, para la reordenación de las carteras de Servicio de los hospitales JRJ e HIE. Ese grupo de trabajo acordó, hace aproximadamente una semana, un documento en el que se planteó la necesidad de abordar de forma inminente la creación de un maternoinfantil como condición necesaria para que no volviera la pediatría al Infanta Elena y que se postpuso la definición y aprobación del resto de movimientos y unidades y las carteras de servicio definitivas hasta contar con la decisión del SAS al respecto.

Denunciamos de nuevo la actitud al menos “alegal” de esta Administración, que sigue negando a esta Asociación, con alrededor de 2.200 socios, el derecho que le otorga la Ley General de Salud Pública 33/2011 de 4 de octubre en sus articulo 5,  de participar de forma efectiva en las actuaciones de salud pública, a pesar de las reiteradas peticiones al Consejero de Salud y a la Presidenta de la Junta de Andalucía. Tampoco se ha tenido en cuenta en la negociación a las Juntas de Personal.

Lo que se “PUBLICITA” en los medios, es una propuesta de la Administración a la que no se llegó a dar el visto bueno definitivo, que pretende, como siempre crear confusión vendiendo humo.

Hasta el momento no se ha hecho nada real. Sólo el nombramiento de un nuevo gerente para el HIE, Don Carlos Gutiérrez, “como prueba de la vuelta atrás de la fusión” cuando la separación real de los centros no existe y que debe ser cesado inmediatamente porque ha sido uno de los resposables de la fusión y de sus nefastos resultados, desde sus anteriores cargos de subdirector médico y director médico. Pues en lugar de exigirle su responsabilidad, lo que se hace es premiarle con un ascenso. Los Hospitales Infanta Elena y Juan Ramón Jiménez siguen sin tener un NICA diferenciado, es decir, sigue existiendo el CHUH. No entendemos con qué base legal, se pueden separar las gerencias y no los servicios ni los profesionales sanitarios si no existen dos centros de gasto. Exigimos que la intervención nos aclare como recibe sus retribuciones el nuevo gerente del HIE ya que no existe un presupuesto asignado y el infanta elena no existe como centro independiente.

Por otra parte vemos, por las declaraciones del Consejero de Salud, que sostiene que “Huelva cuenta con un modelo concreto que responde a sus necesidades” y del Delegado de Salud que asegura que “se ha dotado al Hospital Infanta Elena de los recursos necesarios”, que persisten e insisten, en la negación de la realidad y en la nula voluntad, por tanto, de corregir las deficiencias. ¿Cómo se atreven si tenemos, reconocidos por el propio Consejero, más de 600 traslados de niños al año por falta de UCI pediátrica, innumerables adultos, por ausencia de numerosas especialidades y con las listas de espera más largas de Andalucía?.

Si analizamos la “propuesta” en si, vemos que de las 45 especialidades médicas, Huelva contará con 39. Nos congratulamos que se incluyan endocrinología, neurología y neurofisiología en el Infanta Elena, aunque quedamos a la espera de conocer su futura dotación. Nos invade el escepticismo ya que, hasta ahora, la neurofisiología, ya duplicada, sólo consiste en la realización de electroencefalogramas los martes y jueves en JRJ. El resto de exploraciones como Electromiogramas y potenciales evocados no se realizan en ese centro al no haberse realizado ni contratación de Facultativos, ni compra de aparataje (el que existía se trasladó al HIE).

Seguimos en absoluto desacuerdo con la ausencia de pediatría y obstetricia (razones para que vuelva la obstetricia). Se reconoce que la maternidad es insuficiente como llevamos denunciando hace tiempo,  pero a pesar de ello, se niega la vuelta del paritorio al Infanta mientras se construye el maternoinfantil ¿y en ese tiempo las mujeres no tienen derecho a parir dignamente? ¿y si al final no se hace y es otra de sus promesas incumplidas?

Se vende  también, como nueva incorporación la inmunología, especialidad dotada, ya hace meses, en el JRJ, eso si, con  un solo Facultativo contratado y en la plaza de un analista jubilado. Estamos encantados de que se incorporen nuevas especialidades, pero no a costa de sacrificar la atención diaria de las cosas más frecuentes.  ¿Otra vez moviendo la bolita, para que haciendo uno intenten contarnos veinte? Otra “novedad” la maxilofacial, también exisitía ya (un solo facultativo contratado a media Jornada, por lo que los traumatismos maxilofaciales graves se trasladan a Sevilla) veremos cual será su futura dotación si se pretende que sea referencia provincial. Tambien serían referencia provincial  angiología y cirugía vascular, que consta de 2,5 facultativos, tiene 3 años de lista de espera y por su escasa dotación no se encarga de la patología venosa y alergia también con mas de 18 meses de demora. No se nombra la cirugía plástica, con una  cirujana plástica contratada al 50% sería ya el colmo considerarla referencia provincial. ¿Qué pasa con la la radiología intervencionista? Importantísima necesidad  en algunas patologías como el tratamiento de algunos ictus (trombectomía), los sangrados postparto (evitando histerectomías), etc.

Vuelven a decir que convertirán al Juan Ramón Jiménez en el Reina Sofía de Córdoba. ¿Otra vez  con el mismo cueto sin comprometer un presupuesto? Sin dinero no se puede hacer nada y estamos hartos de promesas incumplidas. El reina Sofia en 2014 tenía más de 5000 trabajadores, 3600 partos y  consta de especialidades de las que carecemos como cirugía cardiovascular, cirugía pediátrica, cirugía torácia ( la ciudad con mayor mortalidad por cáncer de pulmón)…Todas nuestras unidades son deficitaria en especialistass y estar peor dotadas  que las del Reina Sofía y algunas como Neurocirugía, Cirugía Vascular, Maxilofacial y Cirugia Plástica tienen una dotación infima. El Reina Sofía tiene además un maternoinfantil, alrededor de 1200 camas (574 en el Juan Ramón Jiménez en 2010 últimos datos publicados antes de la fusión),  una dotación tecnológica infinitamente superior a la del JRJ y un presupuesto de 310 millones de euros en 2014 frente a los 199 millones que tuvo el JRJ en 2010 (último año que tuvo presupuesto independiente). ¿Dónde está los 110 millones para la transformación?

Está por tanto claro que, por una parte no piensan cumplir las sentencias que anulan la orden de fusión y que implican UNA TOTAL VUELTA a las carteras de Servicio anteriores a los movimientos de fusión, que no existe un presupuesto asignado a esas promesas con lo cual son totalmente increíbles para los ciudadanos de Huelva y que su único objetivo de acabar con este movimiento. Con datos oficiales, se ha demostrado que está fusión ha sido un mazazo a la ya deteriorada sanidad pública onubense, casi duplicándose las listas de espera, representando un recorte de unos 20 millones de euros al año, un cierre de camas y una pérdida de más de 600 puestos de trabajo.

Dejen ya de tomarnos por tontos. De promesas incumplidas tenemos en Huelva ya demasiada experiencia:

Los tres CHARES, el Maternoinfantil, los 3 puentes y  los complejos hoteleros de Punta Umbría, el AVE, y su estación de Calatrava, la carretera de la Sierra, el Aeropuerto, los Centros de salud de Isla Chica, Gibraleón y Valverde, los equipos del 061 en la Sierra, y muchas más que seguro todos recordarán.

Y del resto de problemas de la provincia ni se acuerdan. Aún siendo las consecuencias de esta fusión gravisimas, es solo uno más de los de la sanidad onubense: Apertura de los CHARES, equipos del 061 en la sierra, Atención primaria suficientemente dotada… por los que vamos a seguir luchando.

 

Compartir.

1 comentario

  1. sanidad digna on

    La quiebra economica de la Junta de Andalucia dificultara que se vuelva a la situacion anterior a la fusion lo que no cabe duda es que dada la respuesta ciudadana y en enfado que va a mas a medida que se conoce el estado desastroso de la sanidad en Huelva se conseguira que se vuelvan a tener dos hospitales.

Leave A Reply