El PSOE lleva al Senado el debate sobre las infraestructuras en Huelva

0

El senador socialista por Huelva, Manuel Guerra, defiende este miércoles una moción del Grupo Parlamentario Socialista del Senado en la Comisión de Fomento para instar al Gobierno central a ejecutar las principales infraestructuras “imprescindibles y necesarias” para la provincia de Huelva. En esta línea, Guerra ha señalado que con dicha iniciativa se persigue la aprobación de un plan de inversiones, con recursos suficientes, con carácter plurianual y plazos concretos para, en el menor espacio de tiempo posible, dotar a esta provincia de las infraestructuras viarias esenciales para la mejora de su vertebración interior y conexión exterior.

Concretamente, la moción incluye el desdoble de la actual N-435, abordando con carácter prioritario el tramo entre el enlace con la A-49 y el cruce con la A-461, la ampliación del tercer carril de la A-49 Huelva-Sevilla, la mejora del trazado y el firme de la N-433 Venta del Alto-Frontera Portuguesa, la conexión ferroviaria de la alta velocidad Sevilla-Huelva y la mejora de la línea ferroviaria Huelva-Zafra. Con todo ello, se estima que el coste económico ascendería a 950.000.000 euros.

Se trata de unas infraestructuras, apuntó Manuel Guerra, que “acercaría Huelva al mundo y el mundo a Huelva, ya que esta provincia se ha visto agravada en los últimos años por la falta de planificación y la insuficiente dotación de inversiones para dotarla de una red de comunicaciones que la conecte y acerque al resto del país”.

Al hilo de ello, el senador socialista apuntó que “Huelva lucha cada día por la generación de riqueza y empleo en sectores como la agricultura, la industria, la minería o el turismo, sectores que recibirían un fuerte impulso con unas infraestructuras que son necesarias para desplegar todas las potencialidades. Y, con ello, competir en igualdad con otras zonas, corregir los desequilibrios territoriales, combatir los diferenciales negativos en tasa de desempleo y atajar el éxodo poblacional favoreciendo la creación de nuevas oportunidades laborales”.

Por otra parte, “esas infraestructuras mejorarían igualmente la accesibilidad de personas y mercancías, en especial del resto de Andalucía y Extremadura, al conjunto de la costa y al Puerto de Huelva”, añadió Manuel Guerra.

SECTOR APÍCOLA

03-04-17.-Amaro-Huelva-642x336Por su parte, el senador Amaro Huelva ha criticado el “rechazo innecesario e incomprensible” del PP a una moción de ERC dirigida a impulsar medidas de impulso al sector apícola que daban apoyo al Plan Nacional de Apicultura del Gobierno. Huelva ha lamentado que los populares impusieran su mayoría absoluta y que, pese a que se quedaron solos en su rechazo a la propuesta, lograran tumbar la iniciativa en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El senador onubense ha señalado que “la moción no contenía reclamaciones desproporcionadas ni excesivas. La negativa del PP responde a una idea parlamentaria de que todo lo que no salga de ellos, es una iniciativa contra natura. De hecho, creo que algunos de los senadores populares que votaron en contra de la iniciativa no estaban demasiado convencidos de lo que estaban haciendo”.

Amaro Huelva ha destacado que la apicultura tiene una larga tradición en nuestro país y ha alcanzado un alto nivel de profesionalización y tecnificación. “Fruto de ello es que estamos situados a la cabeza del sector en la UE con un censo en torno a 30.000 explotaciones apícolas en España, siendo las comunidades de Castilla León, Andalucía y Galicia las que más explotaciones aportan al conjunto en términos absolutos”, ha indicado.

También ha detallado que “el número de apicultores en España es de casi 25.000, de los que el 19,1% son profesionales (aquellos cuyas explotaciones reúnen más de 150 colmenas). Éstos explotan más del 80% del censo total de colmenas. Destaca este alto nivel de profesionalización de la apicultura española, el más alto de la UE”.

El senador andaluz ha precisado, sin embargo, que “en años de escasez de lluvias, en primavera y con las altas temperaturas en mayo se reduce mucho la campaña de producción de miel de verano ya que el polen es casi inexistente, llegando a reducirse del orden de un 60 %”.

Amaro Huelva también ha apuntado que la actividad apícola cumple un servicio medioambiental fundamental por la función polinizadora que en la flora autóctona y en los cultivos agrícolas ejercen las abejas y ha advertido de que “necesitamos que estas características y cualidades de los productos apícolas españoles sean difundidas y, entre todos, debemos diseñar las estrategias de promoción de la apicultura española. Tenemos la obligación de conocer con mayor detalle la situación del mercado de la miel, marcado entre otros factores por los precios de la miel china y la presión de las importaciones de mieles de países terceros (Argentina o China con precios por debajo de los costes de producción nuestros), que se mantienen año tras año”.

“Ante esta situación, estimando el coste de producción y los canales de comercialización emergentes, está claro que una de las opciones para competir es incrementar la venta directa y más personal de miel al consumidor final. Para ello, se debe potenciar, desde las administraciones, los canales cortos de comercialización y la venta directa y debería estar perfectamente regulado para que tanto productor como consumidor tengan sus máximas garantías”.

Incidiendo en la moción presentada por Esquerra Republicana, ha indicado que “prácticamente viene enmarcada en el Programa Nacional de Medidas de Ayuda a la Apicultura. Las ayudas al sector se vehiculan a través de los Programas Nacionales Apícolas (PNA). Son programas cofinanciados y de carácter trianual: la Unión Europea, a través del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) financia el 50% de los mismos, siendo el otro 50% financiado por el Estado Miembro. En el caso de España, la financiación como Estado Miembro, se lleva a cabo a partes iguales entre el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y las Comunidades Autónomas”.

A renglón seguido, ha explicado que el Programa Nacional Apícola consta de seis líneas de ayudas: asistencia técnica, lucha contra varroasis, racionalización de la trashumancia, análisis de la miel, repoblación e investigación aplicada en apicultura. “Estas medidas, ha concluido, se dirigen a los objetivos principales de consolidar la profesionalización y vertebración del sector, favorecer su modernización y mejorar los sistemas de producción y comercialización. Por tanto, desde nuestro punto de vista, esta moción no hacía más que pedir lo que desde el Programa Nacional Apícola, se debe estar haciendo”.

Compartir.

Leave A Reply