Equo exige que se frene el vertido al Odiel y se depuren responsabilidades

0

EQUO Huelva ha exigido este viernes que se tomen todas las medidas necesarias para frenar de manera urgente el vertido de agua de la Corta de La Zarza al río Odiel, así como que se depuren responsabilidades en la Consejería de Medio Ambiente “por lo que este nuevo atentado contra el patrimonio natural de Huelva tiene de falta de prevención”.

Así se ha expresado la coportavoz de EQUO en Huelva, Isabel Brito, para quien el hecho de que la Junta de Andalucía haya pasado de “calificar el vertido prácticamente como de incidente sin importancia a tener que activar el nivel 1 del Plan de Emergencia demuestra la laxitud que la Administración sigue teniendo frente a los abusos medioambientales que sufrimos en Huelva, por más que ciudadanos y colectivos demos la voz de alarma”.

El vertido viene produciéndose desde este jueves, tras la rotura del tapón que impedía que el agua, que contiene sedimentos y metales pesados, se derramase al cauce del río Odiel. Así, Brito ha lamentado que este incidente “del que aún no conocemos las consecuencias reales y futuras que tendrá” venga a aumentar “la deuda ambiental que la actividad minera deja en Huelva; una deuda permanente y que hay quien quiere seguir promoviendo parece que sin antes garantizar la reparación de lo ya dañado”.

En este sentido, EQUO Huelva demanda que se adopten medidas compensatorias y correctoras por la cuantía económica de al menos el caudal vertido al Odiel, y no descarta denunciar los hechos y exigir responsabilidades penales a las empresas Nueva Tharsis y Ormonde España, propietarias de los derechos mineros y del terreno, aunque “lo primero es poner solución al vertido”.

Vertido que además, tal y como ha señalado la formación, viene a poner de manifiesto “la ausencia de control respecto a las balsas y cortas que permanecen en situación de abandono en la Cuenca Minera, y que deberían restaurarse de manera generalizada cuanto antes”; así como la inviabilidad de la presa de Alcolea y de los trasvases previstos como solución para el riego de cultivos en Doñana.

Para EQUO, la solución pasa por “cumplir el Plan de la Corona Norte, y no seguir insistiendo en promover la agricultura intensiva mediante una política de trasvases y gestión del agua insostenible”, han concluido desde la formación, que exige a la Consejería de Medio Ambiente “que actúe con contundencia exigiendo responsabilidades penales y políticas en su caso, así como el pago por estos vertidos teniendo en cuenta las graves consecuencias que los mismos pueden tener, sin que recaiga en los bolsillos de los onubenses”.

Compartir.

Leave A Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies