La Tertulia Literaria Nuevo Horizonte lleva la poesía a la prisión

0

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como viene sucediendo cada año la asociación cultural Nuevo Horizonte se reúne con los internos de la prisión onubense para pasar unas horas dedicadas a la cultura, a la literatura y a la poesía. En esta ocasión se ha homenajeado, con motivo del 75 aniversario de su muerte, al poeta Miguel Hernández Gilabert, tan vinculado a Huelva y a la prisión onubense, a Huelva porque fue donde fue entregado por parte de las autoridades portuguesas, en Rosal de la Frontera, su primera cárcel y a la prisión onubense porque fue donde continuó su periplo carcelario hasta su muerte en la enfermería de la prisión de Alicante a las 5:32 de la mañana del 28 de marzo de 1942, con tan sólo 31 años de edad. Además el Centro de Educación de Personas Adultas ubicado en la prisión y la Biblioteca central de la misma ostentan el nombre del insigne poeta.

Los miembros de la asociación Nuevo Horizonte han participado todos, con sus poesías, en la redacción de un libro, que se editará en breve, dedicadas a Miguel Hernández así como una de las internas del Club de lectura que también ha participado con un precioso relato sobre el autor. Cada uno de ellos leyeron las poesías del libro mientras que los internos lo hicieron con poesías del autor.

Otra de las internas que participó en la redacción del libro dedicado a Hernández y publicado el año pasado leyó una poesía propia que se incluyó en esa edición. Esta misma interna además ha participado en un concurso literario sobre la onubense ciudad de Nerva y ha obtenido uno de los premios por un relato que también leyó, ante todos los participantes, y por lo que fue muy aplaudida.

Todos participaron con sus lecturas en una mañana llena de magia, de educación y de cultura y en esta ocasión fuera de las instalaciones del área sociocultural, ya que se ha celebrado en las instalaciones de una guardería infantil existente en el centro penitenciario y nunca utilizada para ese fin y que da muchas posibilidades para este tipo de actos en los que se necesita  silencio y calma para el mejor desarrollo de cualquier actividad intelectual.

Uno de los internos participantes comentó que había residido en la vieja prisión onubense, en la misma celda en la que vivió el poeta durante los días de retención en Huelva.

Como siempre todos los participantes fueron obsequiados con un pequeño detalle elaborado por los internos en los talleres terapéuticos del Centro Penitenciario  y la presidenta de la asociación, Paqui Aquino, en nombre de todos ellos, recibió otro regalo de mayor entidad como recuerdo del paso de la Asociación, una vez más, por la prisión.

Los miembros de la asociación manifestaron haber pasado una mañana muy gratificante de convivencia y compañerismo y sobre todo salir muy satisfechos cuando los miembros del club al despedirse de ellos les piden que regresen pronto.

Compartir.

Leave A Reply