Alertan de que el proyecto de Fertiberia supone “riesgos similares a Castor”

0

Mesa de la Ría felicita a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Huelva por las alegaciones presentadas contra el proyecto de la “capita de tierra” de Villar Mir “que de aprobarse por  el Ministerio arruinaría las marismas del Tinto para las futuras generaciones”.

El colectivo ciudadano considera que con esta batería de alegaciones realizadas por diferentes  administraciones, especialistas y colectivos, junto a las 3.500 presentadas por la ciudadanía, al Ministerio no le queda otra, que denegar la Declaración de Impacto ambiental (DIA), como ya denegó la del Dragado del Guadalquivir o la del proyecto en las marismas de “las Aletas” en Cádiz, y cómo debió hacer con la declaración de Castor, en la que, un informe encargado por el Ministerio a universidades americanas, ha determinado que deberían haberse estudiado las fallas sísmicas de la zona para evitar terremotos.

Así, la alegación número once de Mesa de la Ría, insta al Ministerio a que deniegue la declaración de impacto del proyecto de tapado de los fosfoyesos, tras descubrirse la existencia de dos fallas activas en la Ría de Huelva, teniendo en consideración las recomendaciones que requiere ese estudio encargado por el ministerio para Castor, para que no se requiera en más ocasiones realizar “evaluaciones post-mortem” de proyectos constructivos como el que Fertiberia presenta.

El informe Castor, encargado por el Gobierno de España al Instituto Tecnológico de Massachusetts y Universidad de Harvard (uno de los 29 anexos aportados por Mesa de la Ría en su alegación), concluye destacando que Castor es el responsable de la sismicidad inducida en la zona al reactivar una falla existente en el lecho marino.

Y termina, advirtiendo que este trabajo, “se trata de una evaluación post-mortem del proyecto Castor, que emplea nuevos paradigmas para integrar la geología, la geofísica y la geomecánica del yacimiento”, ampliando que sus conclusiones apuntan a “la necesidad de nuevas normas para cuantificar los riesgos de sismicidad asociados a las operaciones subterráneas, especialmente en áreas donde existen fallas activas”.

Por ello Mesa de la Ría valora crucial estimar los riesgos de sismicidad inducida de las nuevas fallas señaladas en el informe del Comité de expertos que el proyecto constructivo ni el estudio de impacto ambiental de Fertiberia advierte, ni estudia, cuando con sus vertidos de sólo varias décadas someten al estrecho relleno del estuario, formado durante millones de años, a unas sobrecargas descomunales.

Compartir.

Leave A Reply