David de Miranda, torero de plaza grande

0

(Texto: Javier García Baquero)  Se lidian toros de José Luis Pereda. De muy buena presencia. Destacando primero y cuarto y novillos de Fuente Ymbro de correcta presencia y buen juego. Alejandro Morilla ovación y vuelta que pasé a su cuadrilla apresurar pedido el matador.

David de Miranda de grana y oro oreja y ovación tras aviso. Y el novillero Ángel Téllez de blanco y oro palmas y vuelta. Minuto de silencio por Celso Ortega.

Dicen las viejas leyendas que que no ha vivido una tarde de toros en El Puerto no ha vivido una tarde de toros. Preciosa lucía la plaza para esta feria de El Puerto y del vino fino. Un cartel con alicientes un torero de la tierra que siempre deja buenas sensaciones. Orero en crecimiento y que levanta la máxima expectación cómo es David de miranda y un novillero, esa especie en vías de extinción que debe ser el soporte futuro de la fiesta. En los chiqueros un encierro del ganadero onubense José Luis Pereda de muy buena presentación y que a la postre dio un potable juego exceptuando el quinto de la tarde y dos novillos de Fuente Ymbro que tuvieron movilidad.

Es Alejandro Morilla un torero que torea poco, ante el exigente Núñez que abría plaza mostró su gran disposición haciendo las cosas por derecho en series por ambos pitones que nunca tuvieron la profundidad necesaria para calar en los tendidos. Mató con dificultades y recibió ovación. Ante el cuarto volvió a ponerlo todo, dejando los los mejores pasajes en series ligadas por abajo. Puso todo su afán recibiendo primero un revolcón y después un puntazo en el glúteo, parece que de no mucha gravedad, antes de matar el toro y pasar a la enfermería.

Es David de miranda uno de sus toreros que interesan, que hacen hacer kilómetros a todo aquel que lo ha visto ya en alguna ocasión, un torero de plaza grande de toreo grande como lo demostró en su recibo a los dos toros, toreando muy despacio a la verónica. Al primero le realizó el ya clásico quite por mirandinas, asustando al miedo y dejando claro cuál es su intención cada vez que sale a una plaza. La faena fue de una pulcritud admirable en un torero que apenas torea el segundo festejo de su primera temporada completa, matador de toros. Todo despacio todo a favor del toro, entendiéndolo sabiendo manejar los terrenos y las distancias. Dos series al natural marcaron el tipo de Torio grande que tiene este onubense. Mató tirándose por arriba y logró la primera y a la postre única oreja del festejo. A segundo de su lote un toro que dejó sin picar y que a partir de entonces nunca humilló le realizó una faena de torero mojado, de aquel que sabe tocar los resortes y ponerse en los sitios, el toro con la cara alta desde el principio hasta el momento de la estocada puso dificultades para El torero en la suerte suprema. Ovación de un torero que anuncia cimas muy altas.

El novillero de la terna estuvo en novillero pensando mucho y muy bien delante de la cabra el toro, queriendo hacer las cosas por derecho, y mostrando que tiene argumentos para torear novilladas y ponerse a funcionar.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies