TERETES: La testifical de Rajoy

0

(Texto: Paco Velasco) El tema no debe ventilarse en el terreno de lo jurídico. La testifical de Rajoy ante el tribunal de la Gürtell exige un trato normalizado. El presidente del gobierno hubiera dado una lección democrática si hubiese desechado el ardid de la videoconferencia. A pie y en público, como todo hijo de vecino.

Cualquier alegación resulta estúpida. Se acude al juzgado y se presta testimonio. Como hace todo currito que interviene como testigo. Rajoy debe enfrentarse al toro de sus miedos. Que se tiene que ver las caras con sus otrora compañeros de viaje, pues adelante, que no muerden. Y si se escapara alguna dentellada, que aprenda a esquivar. Pero esquivar no significa hurtar la verdad. Tiene obligación de decirla.

Es muy cierto que, acaso tenga derecho a reclamar el plasma como vehículo tecnológico de declaración. Pero es hora de que desvanezca críticas. Su temor por la campaña mediática es incomprensible si se compara con su miedo a admitir que ha estado rodeado de chorizos y, como los cornudos, es el último que se entera del engaño.

Dicho lo anterior, me pregunto si alguno de los jueces de ese tribunal ha puesto especial énfasis en que el líder popular lleve a cabo el paseíllo al más puro estilo de la infanta Cristina. De ser así, con su pan se lo coma. Hubiera bastado a Rajoy hacer uso de la gallardía que se le reconoce. Las comparaciones son especialmente odiosas en este sentido.

Testifique, Rajoy, en vivo y en directo. Cara a cara frente al tribunal. Como ciudadano que es. Como testigo. Como inocente que se le tiene. Y punto final. Final que debe valer para “toquisque”.

Compartir.

Leave A Reply