Las bodas de hoy superan los 16.500 euros de media

0

Aun conservando el nexo común de ser celebraciones con amigos y familiares, las bodas en la actualidad poco tienen que ver con las de antes. Hoy se busca la excelencia y la sofisticación en cada detalle, y eso requiere mucho tiempo de preparación y, en ocasiones, de estrés para la pareja.

En el primer semestre de 2016, en el que constan los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística, se produjeron 68.560 matrimonios en España. La cifra ha disminuido considerablemente desde 1965, hasta un 56% según Eurostat, porcentaje superior a una media europea que se sitúa en el 50%. También se ha retrasado la edad media para contraer matrimonio que, según el INE, alcanza ya los 37 años en hombres y los 34 en mujeres.

Entre los factores que podrían explicar el fenómeno, se encuentra el coste medio de una boda: 16.534 euros según la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI), cifra que puede variar entre los 11.864 euros de Canarias y los 21.205 de Madrid. Una cantidad que, desde luego, no todas las parejas están dispuestas a asumir.

Preparar la boda, prueba de fuego para los novios

Entre el tiempo, los muchos detalles que hay que supervisar o la diferencia de opiniones que puede haber entre los miembros de la pareja, las discusiones pueden hacer acto de presencia. Así lo afirma la publicación especializada Zankyou, que recopila las más habituales.

La primera tiene que ver con si la ceremonia es civil o religiosa, lo que confrontará las creencias y valores de los novios. El presupuesto también puede ser un punto de desencuentro, lo que obliga a acordar un presupuesto del que no salir. Lo mismo sucede con la lista de invitados.

La selección de aquellos que tienen un papel más activo en el enlace, como los testigos, también puede acarrear desacuerdo, para lo que Zankyou propone exponer nombres y motivos para tratar de dirimir el asunto.

También es habitual sentir que uno de los miembros sienta que el otro no se está implicando lo suficiente o, por el contrario, que no se tiene en cuenta su opinión. La clave está en la buena comunicación.

Claves para preparar una boda con éxito

Evitar discusiones y no verse superado por el tiempo, por el dinero o por los esfuerzos que hay que emplear para la organización de una boda, pasa por tener claros los pasos a dar. Y las fuentes especializadas también dan consejos infalibles en este apartado.

Centrarse en disfrutar

Esto, que parece obvio, no parece estar tan claro en el caso de algunas parejas. Empezando por la pregunta ¿es eso lo que realmente les lleva a casarse?, ¿el querer pasar un día inolvidable con familiares y amigos?

Desde que tiene lugar el compromiso hasta el último momento del viaje de novios, todo conforma una experiencia que se va a vivir una única vez en la vida, y que lo que debe quedar es un bonito recuerdo.

Quedarán en la memoria, por ejemplo, las despedidas de soltero. Los amigos de la pareja las preparan con toda la ilusión, lo que puede implicar la compra de disfraces divertidos en mundohippies.com o la realización de alguna actividad diferente a lo habitual. Lo cierto es que comprar disfraces de estilo hippie y complementos, o cualquier otra temática que no implique los atuendos hippies, son habituales en las despedidas, y el protagonista lo debería encajar bien.

Si se centran en disfrutar, en resumen, es más que probable que todo salga bien.

Timing para no dejar escapar detalle

Otra web especializada, Bodaclick, asegura que la clave es planificar al detalle, por lo que tener un timing o calendario de acciones que sirva de referencia es muy recomendable. Un año antes, como mínimo, habría que elegir el lugar de la celebración, la fecha y el tiempo de ceremonia. Hacer la reserva lo antes posible garantiza que haya disponibilidad.

Nueves meses antes se puede empezar a buscar el traje de novio y el vestido de novia, algo a lo que se atribuye suma importancia el día de la boda. Si el presupuesto es limitado, se pueden mirar Vestidos de Novia Outlet. Además de salones de novia outlet, o tiendas de vestidos de novia baratos. Es momento también de comenzar a elaborar la lista de invitados, y de valorar diferentes opciones para la luna de miel. Cuantos se cierre, mejor.

Seis meses antes habría que cerrar servicios como el fotógrafo que hará el reportaje, para lo que Bodaclick recomienda solicitar al menos tres presupuestos. Es también buen momento para avisar a los invitados, el “Save the date” que se puede enviar vía Internet.

Se acerca el Día D

Los regalos para los invitados pueden decidirse cinco meses antes. Dr. Hansky Sunglasses da ideas con sus gafas de sol de madera y lentes polarizadas que, si no para para regalar a cada invitado, sí pueden ser usadas en el photocall o para decorar en bodas de estilo hippie-chic.

Tres meses antes habrá que hacer la prueba del menú, completar trámites de documentación en el lugar de celebración, elegir el coche o encargar las alianzas. Con dos meses de antelación tendrían lugar las pruebas de maquillaje y peinados correspondientes.

Bodaclick propone completar el timing supervisando detalles y, una semana antes, haciendo una escapada a un spa para que los novios se relajen y recarguen fuerzas para el gran día, después de tanto trabajo de preparación.

El blog Querida Valentina, por su parte, propone compaginar ese timing con un calendario beauty o agenda de belleza que sirva para poner a punto la piel, el cabello o las uñas. Si se necesitan tratamientos específicos, la visita a una tienda de peluquería profesional, que tenga tanto de productos de peluquería profesional como productos de cosmética profesional, es obligatoria.

Si la pareja intuye que se puede ver superada por tantos detalles de preparación personal y de la jornada, combinado con sus obligaciones cotidianas, pueden solicitar ayuda profesional. En las bodas de hoy ha ganado peso una figura, la del wedding planner, que ayuda a tomar decisiones, contactar con proveedores y organizarlo todo sin salirse del presupuesto fijado.

Compartir.

Leave A Reply