TERETES: Asertivos

0

(Texto: Paco Velasco) Algunos mamones no cesan de exprimir la gran teta del estado. Como si no existiera leche fuera de esa ubre. Esos mamones tienen el cerebro tan corto y la bilis tan ácida, que cuando quieren joder, con perdón, en vez de succionar, muerden hasta desgarrar la mama.

Ahora resulta que algunos de estos mamones rechazan el dineral millonario que prevé donar el dueño de Zara a la sanidad pública. O paga el presupuesto, se apruebe o no, o a tomar por saco. Hay que morirse porque la donación es una limosna y los pobres o morimos de pena o nos cura sanani.

Los mamones de turno desprecian la religión de la caridad pero se ensucian la lengua reclamando la justicia del desheredado de la salud. Los chupones desechan, incluso, la belleza de la filantropía que tan dulcemente defendiera Machado: “Mi soliloquio es plática con ese buen amigo que me enseñó el secreto de la filantropía”.

Hay lechales de la negatividad y mamones de la ruindad que antes se beben las aguas de las subvenciones oficiales que dejar unas gotas en las pastosas bocas de los sedientos. Tanto decir que quien quiera peces que se moje el culo, y ahora los popes de la nihilidad exigen yate, sí, o ya te puedes ir al otro mundo.

Además de mamones y chupones, ignorantes, irracionales y despiadados. Qué chusma se nos está colando. La corrupción de las ideas es tan nefasta como la de los políticos ladrones. Unos se forran a costa de la gente. Otros se enriquecen con el sufrimiento y la enfermedad del pueblo. Ni siquiera leyeron a Goethe: “Prefiero la injusticia al desorden”. Interprétenlo desde la asertividad, media ponderada entre la inseguridad de unos y la violencia egoísta de otros.

Compartir.

Leave A Reply