TERETES: Teología del cautiverio

0

(Texto: Paco Velasco) El Concilio Vaticano II propició, allá por la segunda mitad del siglo pasado, una serie de reformas en la iglesia católica. En ese contexto surgió la llamada teología de la liberación. Esta doctrina pretendía, y pretende, una vuelta al evangelio en el sentido de vuelco social a favor de los pobres y de los débiles. Para ello, se perseguía la igualdad social que va uncida al buey de la educación. Igualdad que debía alcanzarse a pesar de las instituciones y de los poderes políticos.

La CUP, ese ente incatalogable que mangonea la realidad catalana, pasa olímpicamente de la teología y de la liberación. La CUP desdeña la teología y reclama la cautividad. Qué leche de liberaciones ni de libertades. Pecado gravísimo. Todos atados al duro banco de la galera de presos.

Estos anticapitalistas con sueldos de ministros no son más listos porque la picaresca no da para más bollos. Los personajes de película de terror luchan, ahora, desoCUPados ellos, por la expropiación forzosa de la catedral de Barcelona. Porque sí, porque lo dicen estos desheredados de la sensatez y de la concordia. A tomar por allí los mercaderes, vociferan estos vainas mentales.

Vivan las cadenas y arriba el cautiverio. Los CUPeros no tienen más dios que la miseria extendida ni más derecho que el límite a la libertad. Frente a la catedral, que simboliza la esperanza y la vida, los verdugos se regocijan en las muertes civiles. Pobres de nosotros.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies