Habrá moción de censura en Isla: Montserrat Márquez dice digo donde dijo Diego

0

Habrá moción de censura en Isla Cristina y habrá nueva alcaldesa, ya que Montserrat Márquez va a recibir el apoyo de su propia formación (cuenta con 3 ediles Ciudadanos por Isla), además del PSOE (concejales) y del PA (5 concejales), tal como se ha explicado en rueda de prensa este lunes.

La independiente Antonia Grao, que se aupó a la Alcaldía en un tripartido compuesto por Partido Independiente de la Figuereta (PIF) (6 concejales), Partido Popular (3 concejales) y Ciudadanos por Isla, va a ser desbancada por un nuevo tripartito, compuesto por Ciudadanos por Isla, Partido Socialista y Partido Andalucista. Lo curioso de la situación es que PSOE y PA, ante lo que califican de desgobierno del equipo municipal, aceptan elegir como alcaldesa a la representante de la formación que logró menos votos de todos los grupos que lograron representación municipal en las elecciones de 2015.

Según Ciudadanos por Isla, la situación del equipo de gobierno es insostenible por la falta de coordinación y de objetivos. Tanto Márquez como Agustín Ponce y Ana Belén Barros, los tres concejales de Ciudadanos por Isla han querido dejar claro que ellos no son un partido político y que solo les mueve el interés de Isla Cristina para aceptar el ofrecimiento de PSOE y PA.

“No ha habido nada que se asemeje al cambio por el que nosotros apostamos y por el que entramos en el equipo de gobierno actual. Dos años que no han sido fáciles y esto es debido a la incapacidad de la Alcaldesa para dirigir al equipo y a la pasividad de su primer teniente de Alcalde, Paco González, del Partido Popular. A esto se le suman actitudes, faltas de respeto, …que hace que sea imposible trabajar juntos. Este problema interno afecta directamente a que no avancemos en Isla Cristina, que el pueblo esté abandonado en general y vamos para atrás. No hay gestión y se le da más importancia a salir en una foto que lo que es realmente importante para nuestro pueblo”, se indica desde Ciudadanos por Isla.

Por otra parte, Ciudadanos por Isla desmiente que hayan recibido “presiones, persecuciones y acoso de ningún tipo, ni mucho menos ofrecimientos ni promesas de cargos, trabajos, en ninguna parte”.

Además, Monserrat Márquez agradece “al Partido Andalucista y al Partido Socialista que demuestran con su generosidad, que crean en el trabajo que venimos realizando y en el cambio que nosotros siempre hemos defendido y que nos van a dejar liderar nuestro proyecto de futuro para Isla Cristina, de manera conjunta por el interés que ellos también tienen de que Isla Cristina avance. Asumo esa gran responsabilidad por mi pueblo”.

 

DILATADA TRAYECTORIA

Márquez tiene tras de sí una dilatada experiencia profesional y política de 20 años en el Ayuntamiento de Isla Cristina, donde fue concejal de la mano del PSOE y de María Luisa Faneca.

Sin embargo, sus diferencias con Faneca y con Zamudio, líder andalucista, hicieron que acabar por dejar sus responsabilidades al final de la pasada legislatura.

En su despedida como concejal del PSOE explicaba: “Mis diferencias con las prioridades políticas de los artífices del pacto PSOE-PA han sido fuertes desde principio de esta legislatura aunque siempre he comprendido lo difícil que es gobernar con la actual coyuntura económica y más atado a un pacto político entre dos formaciones rivales. Por esa razón a pesar de iniciar esta legislatura como segunda teniente de alcalde y responsable del potente área de Hacienda, en cuanto constaté que mis criterios políticos chocaban  con los de María Luisa y Paco Zamudio el 20 de septiembre de 2012 decidí dar un paso atrás y renuncié por escrito a estos cargos y pasar a una segunda fila, concentrándome en las tareas de desarrollo local con la oportuna y voluntaria reducción de salario.

Más allá de cuestiones puntuales, la mayor diferencia de criterio que encontré con la alcaldesa y el líder andalucista eran las prioridades políticas que guiaban y guían a ambos. Se supone que los recursos públicos, y más en épocas de escasez,  deben ser gestionados mirando por el interés general de los ciudadanos pero a medida que avanzaba la legislatura comprobé que las prioridades de Paco Zamudio respondían más a resucitar la estructura de poder que forjó durante 12 años de alcaldía que a organizar los recursos en función de lo que Isla Cristina necesita en el futuro.

Como miembro de un partido que logró desbancar en 2007 al líder andalucista mi frustración iba en aumento cuando comprobaba que la alcaldesa lejos de imponer su peso en el ayuntamiento iba doblegándose a las decisiones de Paco Zamudio ya que sus prioridades estaban puestas en satisfacer las consignas de su partido a fin de abandonar el ayuntamiento y seguir haciendo carrera política en otros ámbitos institucionales. Cosa que al final ha conseguido”.

De estas palabras hace sólo dos años, en los cuales parece que la situación ha cambiado de manera diametral: ya no está Faneca y Zamudio, lejos de quererse imponer como alcalde al representar a la formación con más votos del nuevo tripartito, cede el puesto gustoso a Márquez, que ahora tendrá que gobernar con Francisco Zamudio, al que no parece tenerle demasiado cariño político a juzgar por sus propias palabras.

 

 

Compartir.

Leave A Reply