Aracena sigue ‘las huellas’ de la danza en paisajes urbanos

0

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya se anunció que sería un ‘Huellas‘ muy especial y así lo fue. La noche del vienes, 14 de julio, cuatro compañías de danza contemporánea transformaban la Plaza de Santo Domingo de Aracena en escenario cultural de abstractas interpretaciones de historias hechas baile.

El amplio espacio de esta nueva ubicación del ciclo ya consolidado en Aracena permitió disfrutar al público más cómodamente que en la Plaza Marqués, antiguo emplazamiento del espectáculo, y sobretodo ofreció imágenes únicas, con el Castillo y la tradicional Iglesia de Santo Domingo como telones de fondo.

Las piezas sorprendieron una tras otra durante dos horas intensas de danza, donde variaron los estilos de las cuatro compañías participantes, dos más que en las ediciones anteriores. Una propuesta enmarcada en el Ciclo de Danza Contemporánea, miembro de la Red Acieloabierto y perteneciente a la Red de Festivales de Danza Contemporánea en Espacios no Convencionales, que sitúa a Aracena a la altura de importantes festivales de danza y que ofrece ‘Eléctrica Cultura’, con la complicidad del Ayuntamiento de Aracena.

‘Huellas, danza en paisajes urbanos’ es un clásico de la programación cultural del verano aracenense, que en los primeros años resultaba raro y lejano al público local, pero que ya ha logrado popularizar el estilo vanguardista y abstracto de la danza contemporánea en el municipio. Su propuesta al aire libre acerca la danza al paseante y ofrece una mirada diferente y singular de lugares emblemáticos y cotidianos.

En el generoso programa de esta edición, tres compañías nacionales y una internacional ofrecieron historias y estilos rompedores. En el exterior, sobre un suelo de linóleo, impresionó la pieza de Acieloabierto, de la compañía de Lucía Marote de Madrid, “Downtango”, un tango bailado en horizontal de tremenda dificultad y sorprendente en su resultado que levantó gran ovación en el público de Aracena. La coreógrafa Marote bailó junto a Poliana Lima.

La compañía sevillana Danza Mobile le precedió abriendo programa con “Sertrifugados”, una pieza para sensibilizar frente a las barreras físicas, un trabajo desde la discapacidad. También al aire libre bailaron los mexicanos César Ibarra y Daniela Vázquez con una coreografía frenética y enérgica, “Triple suerte”, ganadora del Certamen SóLoDos en Danza de Costa Rica, con la que estarán de gira por toda España tras visitar Aracena.

Fue una sorpresa también el ambiente acogedor de la Iglesia de Santo Domingo, ideal en su interior para la coreografía de La Casquería, “En La Habitación”, un relato intimista hecho danza, entre lo dramático y lo cómico, en el que sus intérpretes, Raquel López y Anna París, encontraron la complicidad y el calor del público, tan próximo en esta propuesta de danza.

La asociación serrana Cimbrea completó el programa de ‘Huellas’ con danzas del mundo en una propuesta de baile participativo en la que el público disfrutó de la danza junto a los grandes profesionales del festival.

Compartir.

Leave A Reply