El ayuntamiento de Almonte prevé reducir su deuda viva en 14 millones

0

Gráfico deuda viva“El Ayuntamiento de Almonte ha conseguido revertir en los dos años de la presente legislatura municipal todos los indicadores económicos negativos que pesaban sobre el Consistorio hasta 2015, cuando el nuevo equipo de gobierno de Rocío Espinosa tomó el mando del Ayuntamiento”, según indica el gobierno municipal almonteño en una nota de prensa.

Así lo ha dado a conocer el concejal de Administración, Hacienda y Recursos Humanos, Fran Toro, en una rueda de prensa celebrada en el Consistorio almonteño, donde ha aportado todos los datos que confirman cómo “se invierte la tendencia” en estos dos últimos años, ha subrayado.

Uno de los indicadores analizados por Toro es el de la estabilidad presupuestaria, que se cumplió en 2016 y se prevé cumplir en 2017 tras los incumplimientos de este requisito económico en los años anteriores. De hecho, después de tres años consecutivos (2013-2015) en los que el Ayuntamiento tuvo más gastos que ingresos, la tendencia se invirtió en 2016 gracias a la contención del gasto realizada por el Equipo de Gobierno desde su llegada a mediados de 2015 a la corporación municipal.

En cuanto a la regla de gasto, que impide a los ayuntamientos gastar por encima del crecimiento de la economía española, situado en el 2 por ciento, Toro ha explicado que este requisito no se cumplió en 2015, cuando se superó el techo de gasto en 2,3 millones de euros, mientras que en 2016 se cumplió con creces, por más de 4,8 millones de euros por debajo del techo de gasto, y se estima un cumplimiento en 2017 por valor de 400.000 euros por debajo del techo de gasto.

Gráfico estabilidad presupuestariaMás positivo aún es el cambio de la tendencia en lo que se conoce como deuda viva, esto es, la deuda del Ayuntamiento con las entidades bancarias. Durante la legislatura de 2011 a 2015, la deuda viva del Ayuntamiento creció en siete millones de euros al pasar de los 24 millones en 2011 a los 31 en 2015. En dos años de gobierno liderado por la alcaldesa Rocío Espinosa, el Ayuntamiento espera cerrar 2017 con una deuda viva de 28 millones y contempla reducirla hasta los 17 millones en 2020, con lo que el Consistorio almonteño habrá reducido su deuda con las entidades financieras en 14 millones de euros en sólo cinco años. Y todo ello pese a que el Ayuntamiento se ha visto obligado a refinanciar cuatro millones de euros por sentencias judiciales perdidas durante el anterior mandato.

La misma tendencia se produce en cuanto al remanente de tesorería, esto es, el margen de gasto del Ayuntamiento. Mientras que dicho remanente era de -24 millones de euros en 2013, el Consistorio almonteño lo redujo a -19,6 millones al cierre de 2015 y espera bajarlo considerablemente en la liquidación presupuestaria de 2016, que está a punto de presentarse. Además, el concejal de Economía ha adelantado que espera que 2017 se cierre ya con remanente de tesorería positivo, a lo que hay que sumar que el Ayuntamiento ha cerrado con superávit los dos últimos ejercicios.

Igualmente positiva es la evolución del arqueo de caja, esto es, el saldo de que dispone el Ayuntamiento en los bancos, que se realiza mensualmente. En junio de 2015, el Consistorio contaba con 346.000 euros en caja, “teniendo que afrontar el pago de las nóminas de los trabajadores, que asciende a un millón de euros al mes, al que había que añadir otro millón de euros para la paga extra”. A día de hoy, la gestión económica realizada “permite que ya no corran peligro ni las nóminas de los trabajadores municipales ni el pago de las cuotas de los préstamos”, al tiempo que facilita al Consistorio “atender con más rapidez el pago a proveedores, lo que redunda positivamente en la economía local”, tal y como ha destacado Fran Toro, ya que en diciembre de 2016 se cerró con  un saldo de 3,2 millones de euros en los bancos.

Gráfico regla del gastoEl edil almonteño ha dado a conocer estos datos tras afirmar que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal ha emitido un informe en el que ha seleccionado al Ayuntamiento de Almonte (junto a otros 31 ayuntamientos de España de más de 5.000 habitantes), entre aquellos que presentaron resultados financieros negativos en la liquidación de 2015. Ante ello, Toro ha denunciado la nefasta gestión económica del gobierno del Partido Popular que ha hecho que el Ayuntamiento de Almonte sea considerado como un ayuntamiento “con riesgo alto por solvencia financiera”. Sin embargo, Toro ha hecho un llamamiento “a la calma”, pues, como puede comprobarse en los datos antes citados, “hemos establecido todos los mecanismos necesarios para revertir esta situación”.

Uno de esos mecanismos referidos por el concejal de Hacienda ha sido “el Plan de Ajuste que tuvimos que aprobar en solitario en 2015, ya que PP, IU y Mesa de Convergencia votaron en contra. Con este Plan de Ajuste y los datos que aportamos podemos demostrar que el Ayuntamiento estaba en riesgo de quiebra técnica en 2015 y que las medidas adoptadas por el actual equipo de gobierno están revirtiendo esta situación de forma progresiva con un avance muy favorable”.  Ahora, con este informe, elaborado por una entidad externa al Ministerio de Hacienda y al Ayuntamiento, “se corrobora la nefasta gestión del PP con la connivencia de Izquierda Unida”, ha concluido el edil almonteño.

Compartir.

Leave A Reply