Huelva, donde menos crece el empleo turístico

0

Comparando el primer semestre del año con respecto al mismo periodo del año anterior los indicadores turísticos presentan saldos positivos en Andalucía; 2,61,% de crecimiento en visitantes, 2,15% en pernoctaciones, 4,37% en empleo y 11,33% en rentabilidad hotelera. Todas las provincias andaluzas crecen en empleo a excepción de Jaén que pierde un 1,72% y Huelva, que es la provincia donde menos crece el empleo en el sector turístico, que se incrementa en un 2,37%, lo que supone 52 empleos más. Este leve incremento se da cuando todos los indicadores arrojan resultados positivos y hay 5 establecimientos mas abiertos.

Juan Carlos Liebana, secretario general de la Federación de Servicios de CCOO Huelva, ha declarado que “no solamente es que se genere poco empleo a pesar de incrementarse en número de visitantes y pernoctaciones sino que el empleo generado en un 98,47% es temporal y precario”. “En los hoteles, la tendencia que se ha ido implantando a lo largo de estos años es de ajustar las plantillas al máximo posible, a pesar del incremento de turistas y del aumento del precio de la plaza hotelera, las plantillas cada vez son más reducidas lo que produce un incremento de las cargas de trabajo que  repercute en la salud de los trabajadores y trabajadores. A esto se le añade que,  cada vez se acortan más los periodos de apertura de los hoteles, lo que se traduce en miles de trabajadores y trabajadoras que apenas trabajan 5 o 6 meses al año”. Y con respecto al subsector de bares y restaurantes, Liebana ha denunciado que “son muchos los bares y restaurante que incumplen el convenio colectivo y  no pagan horas extraordinarias, dándose  situaciones que rozan la esclavitud”. “Si Huelva quiere ser un destino  turístico de referencia debe apostar por la profesionalización del sector y eso solo pasa por pagar salarios dignos y respetar los derechos de  los trabajadores y trabajadoras. No es comprensible que Huelva ostente  el título de “capital gastronómica 2017” y pague  salarios de miseria”. Para el sindicalista “ venderse al exterior como una potencia gastronómica y de destino turístico de calidad  debe ir acompañado de trabajadores y trabajadoras con unas condiciones laborales dignas, profesionales del sector que presten un servicio de calidad a los turistas porque la mejor publicidad y promoción que hay es que hablen bien de nosotros, y con condiciones como las que denunciamos continuamente a la inspección de trabajo difícilmente será un objetivo conseguible”.

Liebana ha manifestado que aprovechando el ciclo de crisis económica, se ha producido un incremento del uso del contrato formativo que esconde la precarización aun más si cabe de las personas que son contratas bajo esta modalidad. “Contratos bonificados por la seguridad social, que tienen una parte formativa que es inexistente en la realidad y con bajos salarios. Esta es la realidad de un sector que aspira a ser un referente” ha señalado.

En los últimos años el sector ha experimentado un crecimiento importante  tanto de visitantes y pernoctaciones, así como en el gasto medio por visitante. Todo ello ha dado lugar a un notable incremento de los beneficios empresariales, que no se está traduciendo ni en la creación de empleo estable,  ni en un aumento del poder adquisitivo de los trabajadores  y trabajadoras del sector por la escasa apuesta de una parte del empresariado.

Finalmente, el sindicato ha realizado un llamamiento a todos los agentes implicados para  acabar con la cara B del turismo, construyendo un modelo turístico sostenible y socialmente responsable, basado en la calidad del servicio y la estabilidad del empleo, frente a modelos cortoplacistas, centrados en maximizar el beneficio a costa de la competencia desleal y el dumping, las externalizaciones, el ajuste de costes y el fraude.”

Compartir.

Leave A Reply