Los profesionales de la psicología: cómo encontrar la ayuda que necesitamos

0

La vida está llena de situaciones que nos determinan y que pueden detonar reacciones, comportamientos y sensaciones que no siempre son las que deseamos. Pueden tratarse de hechos cotidianos y aparentemente banales, o de hitos que marcan un pasaje (un matrimonio o un divorcio, una mudanza, el nacimiento de un hijo, la muerte de un padre). Muchas veces nos sentimos desorientados, y la psicología puede darnos las herramientas necesarias para lidiar, del mejor modo posible, con un determinado problema o situación.

En la página de psicólogos Huelva tenemos una ayuda inestimable. Allí podemos encontrar profesionales de la psicología y clínicas psicológicas con amplia experiencia y alto nivel de especialización en las distintas áreas de la psicología, que atienden en toda España. Todo el grupo está supervisado por Antonio Luis Maldonado Cervera, quien cuenta con 20 años de experiencia y una sólida especialización en variados ámbitos de la psicología que van desde la drogodependencia hasta la psicología jurídica.

Pero veamos un poco más a fondo este tema. ¿En qué consiste la terapia psicológica? La terapia es un procedimiento que nos permite, por medio del análisis profundo de la situación o situaciones que nos agobian o perturban, desarrollar y utilizar en el momento adecuado una serie de herramientas que serán las que nos permitan afrontar esas situaciones del mejor modo posible. La terapia psicológica se emplea para cierto tipo de trastornos psicológicos, como pueden ser la ansiedad, los duelos (ante pérdida de personas o de situaciones), los problemas derivados de las  adicciones, problemas en la configuración familiar, y la lista sigue. Ante estas situaciones los individuos desarrollamos sentimientos que, consciente o inconscientemente, pueden llegar a dominarnos y a desencadenar conductas que en realidad encierran traumas. Todo esto puede abordarse con una terapia psicológica adecuada.

La psicología trata del análisis de la conducta ante determinadas situaciones y estudia los factores que desencadenan o que influyen en el mantenimiento de esos patrones de respuesta que pueden considerarse como disruptivos. A través de distintos enfoques y de acuerdo con el el profesional elegido y con su corriente de trabajo, se abordan las distintas áreas en donde el sufrimiento ha paralizado la vida normal y el bienestar general.

La terapia psicológica o psicoterapia es en realidad un proceso de aprendizaje, cuya clave reside en el reconocimiento de ciertos estados que nos causan malestar y del uso de las herramientas adecuadas y aprendizaje de ciertas técnicas necesarias para afrontar las situaciones que nos provocan el malestar, modificarlas y reducir la angustia.

La psicología tiene su origen entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, gracias a los estudios de numerosos profesionales y a las publicaciones del profesor Sigmund Freud, quien creó la teoría psicoanalítica. Sus bases fueron la creación de un modelo que permitía comprender el accionar  de los  mecanismos psicológicos que se encuentran detrás de todo malestar, que se manifiesta en forma externa como un síntoma. Evaluando sus causas, se intentaba modificar el cuadro a través de un sistema, por él inventado, donde el profesional escucha lo que el paciente cuenta, en el marco de una interacción particular que es la que permite que el proceso avance y que ocurra la mejora. El psicólogo ayuda a que el paciente haga consciente lo inconsciente, y ese tomar conciencia es el primer paso del cambio.

En la página de psicologos-es.com podemos encontrar profesionales que adscriben a distintas formas de abordar la psicología, es decir, distintas orientaciones terapéuticas. Las principales son:

  1. El enfoque cognitivo conductual, que es una de las corrientes más aceptadas, y que sostiene que nuestros pensamientos y sentimientos juegan un papel fundamental en nuestro comportamiento, determinando lo que hacemos y sentimos. El objetivo de este tipo de abordaje es el de enseñarle al paciente que aunque no puedan controlarse todos los aspectos del mundo que les rodea, sí se puede controlar el modo en el que se interpretan y se manejan.
  2. El enfoque constructivista, que ve a las personas como agente activos, constructores de su realidad. A través de este enfoque el terapeuta acompaña al paciente en el camino de la creación y construcción de un nuevo modelo, uno que le de un nuevo significado a cada una de las situaciones vividas.
  3. El enfoque psicoanalítico, que es el que se basa en la existencia de distintos procesos inconscientes que generan síntomas. Esta terapia intenta interpretar estos síntomas para llegar a conocer lo que encierra el inconsciente, y de ese modo, descubriendo el verdadero mensaje, lograr que el síntoma deje de manifestarse.
  4. El enfoque integrador, que actúa en base al desarrollo de cada persona, abordando cada caso de una forma específica.
  5. El enfoque sistémico, que considera cada una de las situaciones como parte de un todo, un sistema con reglas y configuraciones .
Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies