El Ayuntamiento de Palos cerró 2016 con un superávit de 15,1 millones

0

El Ayuntamiento de Palos de la Frontera cumplió con creces la normativa de gestión presupuestaria en 2016. Así se establece en la Cuenta General del pasado ejercicio presupuestario, que ha sido aprobada este miércoles por el Pleno del Consistorio palermo con los votos a favor del equipo de gobierno del Partido Popular, la abstención del grupo municipal de APIN y el voto en contra del grupo municipal socialista.

La Cuenta General de 2016 contempla que el Ayuntamiento de Palos cerró el ejercicio con un superávit de libre disponibilidad de 15,1 millones de euros, un resultado presupuestario positivo de 6,01 millones y un ahorro neto de 7,9 millones de euros, mientras que, en materia de estabilidad presupuestaria, arroja una cifra positiva de 2,8 millones de euros.

Asimismo, el documento contempla que la deuda viva del Consistorio pelermo, esto es, la deuda que el Ayuntamiento tiene contraída con las entidades financieras, era, a fecha de 31 de diciembre de 2016, de sólo el 12 por ciento del Presupuesto, un porcentaje muy inferior al nivel de deuda viva que pueden tener los ayuntamientos para poder solicitar nuevos créditos sin autorización previa, que es del 75 por ciento.

El alcalde de Palos de la Frontera, Carmelo Romero, ha destacado la importancia de que el Ayuntamiento finalice el ejercicio presupuestario con superávit en lugar de con déficit, ya que “al final el déficit lo pagan los ciudadanos, o con mayores impuestos o con recortes, que es lo que hemos visto en España estos años atrás”, ha añadido. “Afortunadamente en nuestro ayuntamiento no estamos en esa situación”, ha continuado Romero, tras lo que ha dejado claro que “mientras yo sea alcalde trabajaré para que siempre haya superávit”.

Respecto a la deuda del Ayuntamiento con los bancos, que ascendió a final de 2016 a 3,6 millones de euros, el alcalde ha explicado que se debe a la compra de los terrenos situados en el estero Malvina, para lo que el Ayuntamiento se hizo cargo del crédito que tenía la empresa propietaria, y al préstamo solicitado para la promoción de 24 viviendas entre las barriadas Tres Carabelas y Los Milagros, un crédito al que se subrogarán los nuevos propietarios de los inmuebles cuando sean adjudicados por el Ayuntamiento.

El superávit conseguido en 2016 permitirá al Ayuntamiento de Palos realizar nuevas inversiones en 2017 no previstas hasta ahora en el Presupuesto Municipal, para lo que el Pleno de este miércoles ha aprobado además un expediente de modificación presupuestaria por valor de 2,7 millones de euros que “se invertirán en Palos en los próximos meses”, tal y como ha destacado el primer edil palermo durante el transcurso de la sesión plenaria.

El expediente, que ha sido aprobado con el voto a favor del PP y APIN y la abstención del PSOE, contempla una serie de inversiones como la urbanización del Plan Parcial Nuevo Centro, la mejora de la Avenida América, un programa ayudas a la contratación, la adquisición de material para la Feria Medieval, la adquisición de equipos informáticos, la remodelación de la Plaza Pilar Pulgar, la mejora de la residencia de ancianos, la dotación de contenido museístico para la Casa Martín Alonso Pinzón, la rehabilitación integral del campo de fútbol y su entorno, la incorporación de la Iglesia de San Jorge Mártir a la ruta de visitas turísticas, obras en el puerto histórico y el castillo de Palos y la mejora de monumentos, edificios e instalaciones municipales.

De otra parte, el Pleno ha ratificado, por unanimidad, la firma de dos convenios rubricados entre el Ayuntamiento de Palos de la Frontera y dos entidades: la Asociación Internacional Teléfono de la Esperanza de Huelva y el Obispado. A través del primer acuerdo, el Consistorio palermo aporta 2.000 euros a la asociación para la puesta en marcha de las numerosas actividades y talleres que el Teléfono de la Esperanza pone al servicio de los palermos, mientas que el segundo convenio permitirá al Ayuntamiento hacer uso de la Iglesia de San Jorge Mártir para destinarla a visitas turísticas durante el tiempo en que no se utiliza para ceremonias religiosas.

Compartir.

Leave A Reply