DESDE MI CABINA: Cláusula de apuesta… condicionada

0

(Texto: Paco Morán)  Un equipo nuevo necesita de tiempo; un equipo de buenos jugadores necesita menos tiempo. He ahí el dilema de perder la esperanza o seguir manteniendo la misma. Cada cual tiene su dosis de pesimismo y optimismo en la proporción elegida. Yo voy a seguir con mi apuesta de ver al Recre entre los cuatro primeros al término del campeonato.

Cierto es que como dicen los entendidos, hasta la jornada diez no se perfilan los equipos nominados para estar arriba o abajo.

Porque aun teniendo una buena plantilla, el equipo todavía no ha dado síntomas de superioridad sobre los tres rivales a los que se ha enfrentado. Los errores deben seguir siendo depurados por el técnico con los cambios de jugadores se fueran necesarios, dado que encajar casi dos goles por partido no dan para estar entre los cuatro primeros. El Recre tiene un gran agujero en el lateral izquierdo y mucha separación entre los centrales.

Y deberá saberse si Traoré viene, se va, o se queda. Muchos días de vacaciones por el falleciendo de su padre, que moría hace quince días y ayer no estaba ni convocado, ni en Huelva. De ahí que ya el aficionado pregunta si el mediocampo no está falto de efectivos con tan solo tres jugadores. Espero que un mes después, Traoré pueda estar disponible para el técnico. Ahora llegará en baja forma, el no haber entrenado…

Todas las sugerencias y análisis con muy válidas. Todas las opiniones son respetadas. Yo quiero esperar a diez partidos para responder y posicionarme sobre mi apuesta certera o errónea.

Sí. Sigo viendo al Recre entre los cuatro primeros, si bien en mi apuesta hay una clausula: si los impagos en la entidad continúan, me devuelven el dinero apostado.

Podría el Recre estar entre los cuatro primeros siempre que el problema de los impagos se solucione. Desde el comienzo de la pretemporada en julio, nadie ha cobrado nada. Cuando digo nadie digo nadie. Sólo los empleados recogieron 4.000 euros de las 24 nóminas que se les debía. Y esa entrega de dinero fue forzada por el encierro de Jorge Gálvez y Pepe Delgado.

Si la pelota entra este asunto posiblemente pase desapercibido, pero es bueno recordar que la deuda con los empleados y jugadores aumenta por día. De la deuda institucional ni hablo porque es como una bola de nieve que cae de la cima de la montaña.

El Recre sólo jugará liga de ascenso si la paz económica llega y el técnico corrige errores.

Compartir.

Leave A Reply