Negocios en crecimiento con la bonanza económica

0

Hace poco que, de forma oficial, salimos de la crisis. Y, ahora, hay algunos negocios de lo más interesantes que están en crecimiento, como no podía ser de otro modo. Una vez termina la crisis, los sectores procíclicos vuelven a funcionar. Hoy, hablamos de algunos de ellos.

Electricistas

Los electricistas son un buen sector en el que entrar ahora mismo, y, si eres un antiguo electricista que tuvo que cambiar de sector por la crisis, puede que sea un buen momento para volver a entrar en ese mundo.

Todavía no ha tenido todo el auge que se espera, por lo que, si vuelves ahora, encontrarás un buen hueco que aprovechar. Sin embargo, si esperas mucho más, puede ser que la competencia sea feroz.

¿La razón de que ahora vuelva a surgir todo el sector de la electricidad? Por la sencilla razón de que es un sector procíclico. ¿Qué significa esto? Pues que crece a la vez que lo hace el ciclo económico, y retrocede cuando el ciclo económico también retrocede.

Por ejemplo, si buscas electricistas en Valencia baratos, ahora es mucho más probable que los encuentres. Especializados en cortocircuitos en paneles, en el boletín de luz, o en lo que sea. Ahora, seguro que encuentras más. Y es por la razón que te hemos dado.

Es fácil de entender: Si hay bonanza económica, se construyen muchas casas, se montan nuevas empresas, se crean nuevas industrias… Y todo eso necesita de instalaciones eléctricas que las hagan funcionar.

¿Y quién es el que puede hacerlas? Exacto. El electricista. Por eso, cuando hay bonanza económica, los electricistas aumentan sustancialmente su volumen de negocios, pero, cuando hay crisis, ven como se reduce.

¿La ventaja? Que, actualmente, estamos en época de bonanza económica, por lo que es un excelente momento para montar una empresa de electricidad, o, en el caso de que seas un electricista que cambió de sector, volver a ese sector.

Trabajos verticales

Con trabajos verticales nos referimos a todo tipo de trabajos que se llevan a cabo en las alturas, como la limpieza de altos edificios de oficinas (seguro que lo has visto alguna vez en las películas, especialmente americanas).

Aunque podría no ser tan evidente como en el caso anterior, este sector también tiene un funcionamiento procíclico. Al fin y al cabo, quienes demandan los trabajos de este tipo de trabajadores son empresas, como en el ejemplo que hemos puesto antes.

Una empresa de trabajos verticales y trabajos en altura necesita tener lugares donde trabajar… Y esos suelen ser edificios altos, principalmente bloques de oficinas y fábricas. Así que, si no hay bloques de oficinas o fábricas, no hay trabajo para las empresas de trabajos verticales y de altura.

Otro de los trabajos habituales de las empresas de trabajos verticales tiene que ver con todo lo relacionado con cambiar tejas o antenas parabólicas y semejantes. Y, por supuesto, eso también se ve reducido cuando hay crisis.

Las familias pueden querer sustituir las tejas del techo, pero, si estás en crisis, puede que prefieras esperar antes de invertir ese dinero (porque sustituir las tejas del techo es algo bastante caro).

Así que es cierto que no es un sector tan procíclico como el de los electricistas o el de la construcción (que veremos a continuación), pero sí que lo es en buena medida, así que se ve en los mismos problemas que éstos.

Construcciones

Pero el sector procíclico por naturaleza es el de la construcción. Al fin y al cabo, solo se levantan casas y bloques de pisos o de oficinas cuando la economía va bien. Si no es así, nadie acomete esa inversión (salvo contadísimas excepciones).

Por suerte, ahora estamos teniendo una buena bonanza económica, y vuelven a verse grúas en las ciudades, que dan buena cuenta de que la gente vuelve a invertir en la construcción.

Por ejemplo, Construcciones Lanzarote es una empresa que se dedica a todo tipo de construcciones en Lanzarote, y no hace falta que explique que, en los últimos tiempos, ha tenido un buen auge de su trabajo, gracias a la nueva bonanza económica. Ahora sí que se ha convertido en realidad su lema de “Somos tu empresa de construcciones en Lanzarote”.

Desde 2008, el hecho de que las empresas constructoras empiecen a tener una bonanza económica asusta un poco. Es normal: Venimos de una burbuja económica provocada por el sector de la construcción, y que éste vuelva a crecer nos da un poco de miedo.

Sin embargo, no hay por qué preocuparse. Es cierto que tuvimos una burbuja inmobiliaria (y que ésta se produce por un crecimiento fuera de lo común del sector de la construcción). Sin embargo, aún estamos muy lejos de niveles peligrosos.

De hecho, estamos en niveles bastante bajos, por lo que es natural que el sector crezca poco a poco.

Reformas

Y, al hilo de lo anterior, tenemos el sector de las reformas. Las reformas van de la mano con las constructoras, y, como puedes imaginar, solo tienen su sitio cuando hay bonanza económica.

Las constructoras en Lanzarote como la que te hemos mencionado anteriormente también ofrecen este tipo de reformas. De hecho, es algo habitual (no solo propio de Canarias) que las constructoras ofrezcan también reformas de viviendas. Pero la empresa que mencionábamos es una de las mejores a la hora de reformar o construir todo tipo de villas, casas o edificios en Lanzarote.

Ahora que hay bonanza económica, es mucho más habitual escuchar ruidos de reformas en la casa del vecino. Quizá incluso tú te hayas planteado reformar la cocina o el baño. Y, sí, lo haces ahora porque hay mejores perspectivas en la economía.

Por eso decimos que el sector de las reformas también es procíclico.

Como puedes ver, ahora que la crisis ha terminado, tienes una buena cantidad de opciones para crear negocios que tendrán un auge sí o sí (al menos, hasta la próxima crisis). Y, si eres un profesional de esos sectores y tuviste que cambiar de sector por la crisis, podría ser un buen momento para plantearse volver.

Compartir.

Leave A Reply