Arazola: “No estaré en la dirección que acaba con el modelo de IU”

0

Juan Manuel Arazola ha presentado su dimisión como coordinador local de Izquierda Unida, aunque mantendrá su puesto de concejal en el Ayuntamiento de Huelva. Deja la dirección, pero no manifiesta que vaya a dejar la formación de izquierda. Y lo hace, según ha explicado en un comunicado emitido esta mañana del jueves, porque no se siente identificado con el nuevo modelo que se quiere para la organización.

COMUNICADO COMPLETO DE JUAN MANUEL ARAZOLA

El Pasado día 4 de septiembre, mediante carta a las personas afiliadas y simpatizantes, presenté mi dimisión como Coordinador Local de Izquierda Unida en la ciudad de Huelva.

Ante el goteo informativo que este hecho ha suscitado hago público este comunicado en el que expreso los motivos que me han llevado a tomar esta decisión y aclarar algunas incertidumbres.

En primer lugar quiero, con esta decisión, llamar la atención sobre el momento crucial que vive IULV-CA, en el que está en juego su propia supervivencia como el movimiento político y social en el que se han desenvuelto y convivido, hasta ahora, con mayor o menor fortuna, las más diversas sensibilidades de la izquierda; bien en forma de militancia partidista o como personas no adscritas a ninguna fuerza política, las llamadas independientes, entre las que me encuentro como sabéis.

Dimito, además de lo dicho en el párrafo anterior, porque no quiero formar parte de la dirección que acabe con el modelo organizativo que, con todas sus deficiencias y defectos, ha hecho de IU una fuerza política imprescindible, prestigiosa y creíble durante todos estos años. No quiero encabezar en Huelva el entierro de un modo plural de hacer política.

La Izquierda Unida originaria era una coalición de partidos que se vio superada y sustituida por el principio una mujer, un hombre, un voto, que enriqueció la pluralidad y generó la figura del militante independiente, que tiene un fuerte peso en la actual IU LV CA. Se quiere diferenciar al afiliado del militante, reduciendo la categoría de militante a aquel que participa en las mareas o en un conflicto sectorial concreto, e ignorando que la militancia política en IU ya es en sí una militancia en conflictos sociales a diferentes niveles, especialmente locales.

Propuestas como la transformación de IU en un espacio asambleario de coordinación de partidos y activistas, con órganos reducidos de coordinación –que no de dirección-, sin militancia vinculada por cuotas económicas, con censos flexibles, con las que se pretenden superar IU, supondrían en la práctica retroceder 30 años en la historia y en la experiencia de IU, dejando por el camino al aproximadamente cincuenta por ciento de la afiliación que sólo milita en IULV-CA y no en ninguno de los partidos que la integran. Ese no es mi modelo de IULV-CA.

El principio de “un hombre, una mujer, un voto” en los procesos de toma de decisiones es definitorio de IU como movimiento político y social plural y democrático. Mecanismos como la elección de representantes por sorteo, de momento incorporado como ensayo en este XXI Asamblea, que distorsionan la representatividad y benefician a la mayoría, están lejos de nuestra cultura y contradicen el sufragio universal. El mantenimiento de órganos no sólo de representación y de coordinación, sino de también de dirección, que permitan la pluralidad; que establezcan, en permanente diálogo y debate con la militancia, la línea política a seguir, construida desde la ideología, las convicciones y los análisis sobre la realidad concreta; que organicen a nuestra militancia para la acción política y social y que tejan alianzas para la movilización participación y elaboración programática, me parecen imprescindibles e irrenunciables.

Mi preocupación y negativa a participar en un proceso de sustitución de IU como movimiento político y social, en el que el principio de un hombre una mujer un voto lo define e identifica, surge de una serie de declaraciones, propuestas y actuaciones de determinados dirigentes que tienen como nexo común la llamada “superación” de Izquierda Unida entendiendo como tal, no su mejora y fortalecimiento, sino su sustitución por la figura denominada “un nuevo sujeto político” de definición ideológica y organizativa poco concretas, en el que el protagonismo lo ostentaría otra fuerza política.

No quiero contribuir a ello desde el puesto de Coordinador Local. Por eso dimito y apoyo el documento alternativo titulado “POR UNA IULV-CA MÁS FUERTE Y AUTÓNOMA PARA CAMBIAR ANDALUCÍA” en el que defendemos que el instrumento político que necesitan hoy las clases populares, los trabajadores y trabajadoras para defender sus derechos e intereses en el terreno de la política es y debe seguir siendo IULV-CA, subrayando su perfil como organización nítidamente de izquierda, anticapitalista, autónoma e independiente, plural, democrática y moderna.

En lo que respecta a mi trabajo como concejal del Ayuntamiento de Huelva, no debe verse afectado por esta decisión. Intentaré seguir representando a las personas que votaron a Izquierda Unida en las últimas elecciones municipales, ciñéndome al Programa y a los compromisos electorales que adquirimos con la ciudadanía de Huelva, dentro del Grupo Municipal de IU. Espero sinceramente que esto sea posible.

Compartir.

Leave A Reply