Opinión: USO ante la huelga de examinadores de tráfico

0

(Texto: Jesús M. Payán Castilla. Secretario General Provincial USO-Huelva) El conflicto abierto por el incumplimiento por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT) de los acuerdos alcanzados en el 2015 con el colectivo de examinadores va a continuar durante el próximo mes de septiembre, sine díe, según han anunciado desde el propio comité de huelga, con el mantenimiento de tres días de huelga a la semana, y más concretamente los lunes, martes y miércoles.

El responsable de esta situación que se alarga desde el mes de junio no es otro que la propia DGT, que no solo ha incumplido los acuerdos anteriores, sino que no sabe y, lo más importante, no quiere negociar pensando que el desgaste, la presión social, y el coste económico que la huelga supone para el malogrado bolsillo de los compañeros solucionará el problema.

Y por si esto fuera poco, por parte de la DGT se pretende echar la culpa de esta situación a los examinadores, cargando sobre ellos la presión social y las iras de los otros perjudicados -autoescuelas y alumnos- y lavándose las manos como Poncio Pilatos como si este tema no fuera con ellos.

Pero no… aquí están los compañeros lichando por sus justos derechos.

Desde luego, a estas alturas del conflicto, algún alto cargo de la DGT tendría que haber presentado la dimisión o haber sido dimitido, que nos da lo mismo.

Sin entrar en las más que justas reivindicaciones del colectivo de examinadores, que podríamos hacer extensivas a muchos otros empleados públicos, desde la FEP-USO queremos poner en valor el tesón y firmeza de estos compañeros que han puesto toda la carne en el asador en defensa de lo que es justo, no solo para ellos, sino también para la ciudadanía en general, y en especial para la correcta cualificación de los futuros conductores, sabiendo que en ello va la vida de muchas personas.

Desde la FEP-USO queremos manifestar nuestro total apoyo a los compañeros examinadores de tráfico en sus reivindicaciones, poniéndonos a su disposición, y exigiendo a la DGT y mas allá -ante la incompetencia de sus responsables- al ministro del Interior y al ministro de Hacienda y Función Pública, que se sienten a negociar como han hecho con otros colectivos y busquen una solución a estas justas reivindicaciones, que no son otras que unas retribuciones dignas, unas condiciones de trabajo seguras, y una plantilla suficiente, para poder realizar su trabajo, todo lo cual se resume en el cumplimiento de los acuerdos que ya fueron suscritos en el año 201 y que algunos han olvidado.

 

Compartir.

Leave A Reply