PP y PIF piden la reapertura de la piscina en Isla Cristina

0

Partido Popular y el Partido Independiente la Figuereta han pedido, en sendos comunicados, la reapertura de la piscina municipal cerrada en Isla Cristina, al tiempo que exigen al nuevo gobierno municipal que subsane las deficiencias detectadas para que los isleños puedan disfrutar de estas instalaciones.

Para el PP, el cierre obedece a una decisión política que no técnica, toda vez que las deficiencias encontradas son de carácter leve y perfectamente subsanables.

Según el PP, “queda claro, que hasta el mes de julio de 2017, se pasaron todas las inspecciones sanitarias correspondientes,  estando el agua en perfecto estado para su uso. Los informes presentados por el Equipo de Gobierno, fechados durante el mes de agosto, no son más que una excusa que muestran  la incapacidad para actuar y resolver los problemas,  ya que dichas deficiencias son subsanables y bajo ninguno de los conceptos son graves como para cerrar la piscina.

La inspección emitida por el Servicio Andaluz de Salud, el 10 de agosto de 2017, califica las deficiencias como LEVES y facilita un mes de plazo para sus correcciones. La Delegación de Deportes, con el apoyo del Equipo de Gobierno ha tomado el camino más fácil, el de cerrar, en vez de subsanar dichas deficiencias.

Por otro lado, el informe del Jefe de Mantenimiento de instalaciones deportivas, está firmado en 2 de agosto, en él se exponen detalladas las deficiencias detectadas y ruega sean subsanadas de forma inmediata”.

La nota concluye indicando que “el Partido Popular de Isla Cristina, como miembro del Equipo de Gobierno que propició la reapertura de la Piscina en 2015 como un bien social para los vecinos, no cejará en el empeño de defender este bien general tan necesario para una gran parte de la población., y exigiremos por activa y por pasiva  la subsanación de las deficiencias para su reapertura en el menor tiempo posible”.

PIF

Desde el Partido Independiente la Figuereta se utilizan argumentos muy similares a los expresados por los populares. A su juicio, “la piscina municipal, hasta el día 31 de julio, estaba en perfecto estado sanitario como lo acredita informe sanitario. ¿Cómo se puede explicar el perfecto estado de las aguas desde la reapertura de la piscina (julio de 2015) durante todo este periodo (dos años y medio) sin haber sido debidamente mantenida?”

“La acusación de abandono de las instalaciones es totalmente falsa”, según el PIF, que añade cómo “el informe emitido por el SAS de la Junta de Andalucía califica de “deficiencias leves” las encontradas tras inspección realizada (10 de agosto de 2017) y da un mes para su corrección con la advertencia de que si no se realiza “de forma inmediata” se podría incurrir en hechos mas graves con el consiguiente cierre por parte de la Junta de Andalucía, posterior trámite burocrático para volver a reabrirla y la sanción prescrita para estos casos”.

“Hasta el actual concejal responsable de la piscina y primer teniente de alcalde, Julio Suárez, reconoce que son “deficiencias y carencias que no afectan a la salud a corto plazo” y llega a afirmar que “mientras no tengamos peligro de legionela, nos dijo la Junta de Andalucía, podíamos tener abierta la instalación, pero que teníamos un mes para arreglarlo todo”. Deficiencias leves –sin que costituyan peligro alguno para la salud pública- y advertencia de su corrección inmediata o toma de medidas más graves, son normales en todas las inspecciones de este tipo (como todo empresario o trabajador de hostelería está acostumbrado a este tipo de informes). LO QUE HAY QUE HACER ES SUBSANARLAS Y PUNTO, como se venido haciendo los dos años que ha estado abierta con Natanael López como concejal de Deporte y con Antonia Grao como alcaldesa”, se indica en el comunicado de PIF

Compartir.

Leave A Reply