Cervantes, protagonista de la sexta edición de la Noche Blanca en La Palma

0

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Numerosos visitantes han acudido a las múltiples actividades culturales que la concejalía de Cultura ha programado para esta Noche Blanca de la Cultura y el Vino, que cumple su sexta edición, y donde todo un pueblo de La Palma del Condado se ha volcado para dar a conocer sus bodegas y monumentos, con visitas guiadas y la posibilidad de contemplar exposiciones, danza o música en un horario también muy especial, desde las nueve de la noche hasta las dos y media de la madrugada.

Palmerinos y gentes venidas desde otros puntos de la provincia tomaron las calles de la ciudad para vivirla y aprovechar al máximo la amplia oferta, con más de 50 actividades repartidas entre bodegas, monumentos y calles, que han hecho de esta edición el éxito ya mencionado.

Multitud de personas se concentraron en la plaza de España, junto al monumento a Cervantes, para vivir de primera mano el taponazo de salida. Una ubicación nueva para dar protagonismo al Año Cervantino que está viviendo la ciudad. Motivo por el cual hasta el propio Cervantes cobró vida para dirigirse a los presentes.

Representantes de las bodegas palmerinas participaron junto al alcalde, Manuel García Félix, y el concejal de Cultura, Pablo Andrés García, en el brindis inicial, con la presencia también de la que será reina de la Fiesta de la Vendimia, Sara Domínguez, junto a sus damas de honor.

El alcalde, Manuel García Félix, recordó que Cervantes estuvo entre los palmerinos pero como recaudador de impuestos para llevarse diezmos. “Hoy en día sigue llevándose diezmos, pero el diezmo de nuestra torre, de nuestra bella plaza, de la Iglesia Parroquial, y de nuestros corazones que se identifican con la cultura”. El alcalde destacó que La Palma se sentía orgullosa de nuestra tierra, “sobre todo en noches como ésta, hechas para ser felices y confraternizar”. Una noche en la que “el vino que brota de las bodegas, que se abren de par en par para que salga de ellas los viejos caldos y permite reconciliarnos con nuestra historia: con nuestro pasado, presente y futuro”.

La Noche Blanca pretende potenciar la cultura de los artistas palmerinos: escritores, pintores, escultores, diseñadores….. Se pone en valor, además, los edificios históricos palmerinos como son la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista o la Iglesia del Valle, que esta noche han abierto sus puertas con la posibilidad de subir a su torre y torreón, respectivamente, siendo una oportunidad única de contemplar el caserío de La Palma desde las alturas.

En esta edición el taponazo lo ha  protagonizado el presidente de la Denominación de Origen Condado de Huelva, Manuel Infante, quien señaló sentirse satisfecho en una noche como esta en La Palma y que en representación del sector vitivinícola era un honor ser designado como el encargado de descorchar la primera botella de esta noche tan especial.

La noche comenzaba con una copa de vino de La Palma, como parte de esa cultura vitivinícola por la que se apuesta y que se intenta impulsar con iniciativas como esta.

Bodegas Millán, Cooperativa Nuestra Señora de Guía, Bodegas Infante, Bodegas Rubio, Bodegas Garay y el antiguo Lagar y Bodega de Juan Casado dieron a conocer sus instalaciones y sus productos, con interesantes exposiciones y actuaciones en distintos horarios.

Numerosos bares y restaurantes también participaron ofreciendo una tapa elaborada con vino, brandy y vinagre de La Palma, por lo que toda la localidad se volcó en la organización de este evento.

Una noche, sin duda, muy especial donde La Palma se convierte en escaparate monumental, de cultura y tradición vitivinícola, abriendo la puerta a sus encantos y con gran ambiente en las calles.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply