Almonte eleva la construcción del columbario del Rocío al Consultivo

0

La concesión del uso de una parcela en El Rocío para la construcción y explotación de un columbario, aprobada por el Ayuntamiento de Almonte durante la pasada legislatura, ha sido llevada al Pleno para iniciar la revisión de oficio debido a las “irregularidades” con la que se llevó a cabo la operación y que han sido detectadas por los servicios técnicos municipales, tras lo que ahora será el Consejo Consultivo Andaluz el que deba pronunciarse al respecto.

En el caso de que el órgano consultivo respalde la revisión de oficio, las consecuencias serían graves para el Ayuntamiento. Así lo ha advertido el actual equipo de gobierno socialista, que se ha visto obligado a llevar al último Pleno municipal, celebrado este viernes 8 de septiembre, la revisión de oficio de la adjudicación, pues ésta se realizó tras la aprobación de una reparcelación del Sector Rocío (SR) 5 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) por parte exclusivamente de la Junta de Gobierno, sin pasar por el Pleno ni trasladarse previamente a la Junta de Andalucía, lo que supone un incumplimiento de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA).

Ante esta circunstancia, al equipo de gobierno “no nos ha quedado más remedio” que pedir la revisión de oficio “para no ser partícipe de esta irregularidad”, por lo que, una vez aprobada la petición por el Pleno municipal, que ha contado con el voto favorable de los grupos municipales del PSOE y Mesa de Convergencia, el Consejo Consultivo de Andalucía podría obligar al Ayuntamiento a revocar la adjudicación, lo que a su vez podría suponer un “coste muy elevado” para el Consistorio en concepto de indemnización a la empresa adjudicataria, el Grupo Granero, que resultó adjudicatario tras presentar una oferta en la que se comprometía a pagar al Ayuntamiento un canon anual de 50.000 euros durante 50 años.

El equipo de gobierno socialista ha criticado la “irresponsabilidad” del anterior equipo de gobierno del PP al llevar a cabo una operación que no sólo se realizó de forma “irregular”, sino también “sin contar con los vecinos de la aldea”, quienes ya han manifestado su oposición al columbario y se han movilizado para evitar la puesta en marcha de este proyecto, previsto en una zona privilegiada de la aldea almonteña, situada junto al Museo Histórico Religioso, frente a la marisma y al Santuario de la Virgen del Rocío, y cuyo uso preferente es el turístico.

Eso sí, el equipo de gobierno también ha querido resaltar la “responsabilidad y seriedad de la empresa, que ha sido, junto a los vecinos de la aldea, una víctima más de la mala gestión del Partido Popular de Almonte”. De hecho, tal y como destacan desde el actual equipo de gobierno, la empresa adjudicataria ganó el concurso “con todo su derecho” y ya ha pagado el canon al Ayuntamiento durante dos años, pese a que aún no ha podido comenzar ni a urbanizar la parcela ante el temor de que la adjudicación fuese irregular.

 

 

Compartir.

Leave A Reply