Doble crimen de Almonte: Los diez minutos fatídicos

0

El doble asesinato de Almonte, en el que murieron Miguel Ángel Domínguez y su hija, se produjo entre las 21.52 horas y las 22.02 horas del 27 de abril de 2013, según ha explicado el jefe del equipo de homicidios de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

En esos diez minutos fatídicos sitúa la investigación lo ocurrido, aunque la agresión pudo hacerse en no más de tres minutos, justo cuando Miguel Ángel salía de la ducha. La acotación en el tiempo preciso ha sido posible gracias a las llamadas telefónicas que en el momento de los hechos estaban manteniendo unos vecinos de nacionalidad ecuatoriana, que escucharon gritos mientras hablaban telefónicamente con sus respectivas parejas. La declaración de estos vecinos y la comprobación del tiempo de las llamadas son las que permiten acotar en el tiempo cuándo se produjo el doble crimen.

Aunque el rumor que se extendió inicialmente por el pueblo fue que Miguel Ángel había matado a su propia hija y después se había quitado la vida, el responsable de la investigación ha dejado claro que desde un primer momento pudieron comprobar que se trataba de un doble crimen pasional por la gran cantidad de puñaladas y el ensañamiento gratuito con las dos víctimas.

“Para matar a alguien no hacía falta esta sangría”, ha llegado a decir el responsable del equipo de homicidios de la UCO, que ha explicado que el acusado no estaba en el supermercado donde trabajaba a las horas que había indicado. El acusado, Francisco Javier Medina, declaró en la primera sesión del juicio que tenía turno de tarde en el supermercado y que estuvo trabajando entre las tres de la tarde y las diez de la noche.

Sin embargo, dos testigos lo han situado en su vehículo particular, en la calle, con luz solar, entre las ocho y las ocho y media de ese día. Estas horas no coinciden con las dadas en el juicio este miércoles por el jefe del equipo de homicidios de la UCO, que sitúa el encuentro con los dos testigos que iban a caballo sobre las 21.15 horas. La última vez que el acusado aparece en las cámaras del supermercado es a las 21.01 horas.

 

 

Compartir.

Leave A Reply