La carrera hacia el pago móvil

0

En 2016 el volumen de transacciones que se realizaron a través del pago móvil superó los 620 mil millones de dólares y se espera que en 2019 supere el billón de dólares.

¿Cuántas veces hemos estado esperando en la cola de embarque y hemos visto cómo otros marcaban su billete a través del móvil? Mientras algunos siguen llevando los billetes del tren y avión aún impresos, son muchos los que optan por llevar toda esa información en su smartphone.

Estos dispositivos están para hacernos la vida más fácil y segura, y de nosotros depende el confiar plenamente en ellos para que así su desarrollo e implantación sea total.

La tecnología NFC es la más relevante en servicios de pagos móviles

Antes de entrar en materia hay que matizar una idea: las diferentes aplicaciones para el pago móvil se pueden clasificar según la tecnología utilizada (NFC, contactless, in App, MPOS) y el tipo de transacción (B2C, P2P).

NFC, que en inglés se conoce como Near Field Communications, permite que dos dispositivos, próximos físicamente entre sí, se comuniquen y compartan información. El gran potencial de esta tecnología reside en la comunicación bidireccional, consumo de energía y seguridad.

Bidireccionalidad. Es la evolución del contactless, el cual sólo permite el intercambio de información en una dirección. El NFC permite a dos dispositivos leer y escribir entre sí, ya sea la transferencia de tu canción favorita, las cuentas anuales de tu empresa, prestarle dinero a tu amigo o pagar la comida en tu restaurante favorito. Son cada vez más los usuarios que optan por pagar con VISA a través del móvil. Ya sea gracias a su seguridad, facilidad o conveniencia de uso a la hora de pagar allá donde estes.

Consumo. La función de intercambio de información puede llevarte a pensar que es esencial ya que el Bluetooth así lo realiza. El NFC consume menos energía, dándole un respiro a nuestra ya castigada batería, dato de peso si pensamos llevar todas nuestras tarjetas en nuestro smartphone y realizar pagos diarios.

Seguridad. Es el paso más importante en el pago móvil. El elemento de seguridad es el que tiene la autorización de la operación. Michael Armentrout, perteneciente a la firma fabricante de chips de seguridad Infineon, asegura que la arquitectura del elemento está diseñada contra la totalidad de los ataques a un teléfono, ya sea software o hardware. Vemos como la inclusión del reconocimiento de huella dactilar en los teléfonos está siendo esencial en todos los fabricantes.

Own work” por Mybloodtypeiscoffee , (CC BY-SA 4.0)

¿Con cuál “Pay” me quedo?

Allá por septiembre de 2014, Apple presentó su aplicación de pago móvil, llamada Apple Pay. Poco después compañías como Samsung, Vodafone, y diferentes firmas bancarias, desarrollaron su aplicación propia. Curioso dato que Google diera a conocer en mayo de 2011 su aplicación Google Wallet, que permitía este tipo de pagos. La inverosímil limitada “paleta” de smartphones compatibles y la exclusividad de su uso en Estados Unidos, provocaron la lógica reducción de su implantación global. Android Pay, en 2015, pasó a ser el sucesor de esta plataforma.

Actualmente el usuario decidido a utilizar este tipo de herramientas, para aligerar su cartera, se encontraría con un factor crucial a tener en cuenta: la no estandarización.

  • Cada una de las aplicaciones de pago móvil aceptan diferentes entidades bancarias, al igual que tipos de tarjeta de crédito o débito.
  • No todos los smartphones son compatibles con estás plataformas. Samsung Pay, la aplicación más versátil, sólo es compatible con su gama flagship Galaxy S6 y Edge en adelante.
  • No todos los fabricantes incluyen la tecnología NFC en todas las gamas de sus smartphones.
  • No todos los TPV del mercado son compatibles con contactless. Muchos datáfonos no aceptan esta tecnología ya implantada desde hace años en las tarjetas bancarias, asunto que llevó a Samsung a solventarlo introduciendo en los teléfonos, compatibles con Samsung Pay, el sistema MST (Magnetic Secure Transmission) capaz de emular las bandas magnéticas de las tarjetas de crédito y débito tradicionales.

Por lo general, Samsung Pay es la más versátil de todas, permitiéndote la incorporación de las tarjetas de fidelización y membresía en su aplicación aunque todavía solamente esta disponible en su alta gama.

Compartir.

Leave A Reply