Crimen de Almonte: el agresor entró en la casa con la intención de matar

0

El autor del doble crimen de Almonte entró a la casa con la intención de matar al padre y a la niña, según se desprende de la declaración realizada esta mañana del martes por los guardias civiles que realizaron la inspección ocular.

La novena sesión del juicio por el doble crimen de Almonte, en el que perdieron la vida un padre y su hija de ocho años en abril de 2013, ha estado marcada por la comparecencia en el estrado como testigos de los guardia civiles que realizaron la inspección ocular, los que realizaron el informe sobre las dos cerraduras que dan acceso a la vivienda y por los que hicieron el informe de las salpicaduras y gotas de sangre encontradas.

Lo aportado por los guardias civiles puede resumirse en que hubo una brutal pelea, dada la gran cantidad de sangre encontrada en el pasillo y la entrada al dormitorio principal, en la que los protagonistas fueron el asesinado y su atacante, y que la niña permaneció en su cama un tiempo antes de morir por la gran cantidad de sangre acumulada en ésta.

Además, los guardias civiles entienden que no hubo un intento de robo, ya que no aparecieron revueltos objetos ni enseres e incluso permaneció intacta una hucha con dinero (unos 300 euros). El agresor no forzó las dos cerraduras que dan acceso al interior de la vivienda, donde no había rastro de que hubieran sido forzadas, aunque no ha quedado cerrada del todo la posibilidad de que se utilizara una llave maestra o se abrieran ambas puertas por el método de la ‘tarjeta de crédito’, aunque han especificado que para ello habría que ser muy hábil y haberlo hecho con gran rapidez para no ser visto.

Los guardias civiles también deducen de su investigación que el agresor debía conocer la distribución de la vivienda y que es muy probable que utilizara los baños.

 

Compartir.

Leave A Reply