Crimen de Almonte: ¿Cómo llegó el ADN del acusado a las toallas?

0

El ADN del acusado por el doble crimen de Almonte encontrado en tres toallas fue determinante para que los investigadores procedieran a su detención casi un año después de los hechos. El interrogante abierto desde entonces es cómo llegó ese ADN a las tres toallas: ¿de manera directa por parte del acusado, lo que implicaría que estuvo en la casa y cometió los crímenes, o de manera indirecta, tal como esgrime su defensa?

Eso es lo que en la jornada de este martes han tratado de dilucidar las declaraciones de tres peritos facultativos del Instituto Nacional de Toxicología.

Para los peritos no hay duda de que el ADN es del acusado, Francisco Javier Medina, y no se trata de un hallazgo ocasional sino que hay perfil genético en cantidad y calidad. También apuntan a que la transferencia fue directa, pero aquí se abre una de las dudas de todo este proceso: no se puede excluir la vía indirecta o secundaria, que es la que patrocina la defensa del acusado, que mantuvo ese día relaciones sexuales con la que entonces era su pareja sentimental y todavía mujer y madre de los dos asesinados.

No es posible saber ni la fecha concreta en la que este ADN se depositó en las toallas ni tampoco la forma en la que llegaron, aunque han sido rotundos al decir que el ADN desaparecería de unas toallas lavadas a más de 30 grados y con lejía. Marianela, en su declaración, manifestó haber lavado a 40 grados y con lejía las toallas unos veinte días antes de cuando ocurrieron los asesinatos.

Salvo el ADN en las toallas, en ninguno de objetos analizados de la casa se han encontrado restos de sangre, pelo o huellas del acusado.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply