Crimen de Almonte: ¿Se secó el acusado con 3 toallas de 2 cuartos de baño distintos?

0

Dado como se viene desarrollando el juicio por el doble crimen de Almonte en abril de 2013, en el que fueron asesinado un padre y su hija, no resulta extraño que algún miembro del jurado haya querido dejarlo. Las interrogantes sobre este caso no acaban de cerrarse al completo, con lo que surgen dudas razonables sobre qué pasó y, sobre todo, por cómo pudo llegar una cantidad tan uniforme y grande de ADN del acusado a tres toallas de los dos cuartos de baño de la casa donde ocurrieron tan trágicos hechos, al tiempo que no se han encontrado ni restos de pelo ni de sangre del mismo.

La jornada de este jueves ha servido para que la defensa de Francisco Javier Medina haya sembrado la sala de dudas en base a las declaraciones de varios peritos, de parte eso sí, pero de la relevancia de un catedrático de Medicina Legal y Forense de la Universidad de Granada o el decano de la Facultad de Criminología y licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valladolid.

El resumen de sus intervenciones es que el ADN llegó a las toallas, a las tres toallas, por impregnación al haber sido lavadas en la lavadora junto a ropa que tuviera semen del acusado. Eso explicaría a su juicio el que el ADN estuviera repartido de manera tan importante y tan importante en las tres toallas, al tiempo que consideran inverosímil que el acusado se secara con las tres toallas de dos cuartos de baño distintos de la casa. Tan inverosímil como que se secara y en la fricción no se dejara rastro alguno de pelo. Y por si fuera poco, aseguran que el ADN no desaparece por el lavado con lejía, debido a la gran carga genética que deja el semen, que en el lavado sí rompe sus células propias pero deja otras que son las que permiten encontrar rastro de perfil genético y no de semen propiamente dicho.

Y por si no había suficientes dudas, otro perito de la defensa ha criticado el informe del perito judicial, realizado a instancias de la familia del fallecido. Para este perito de la defensa el informe de Hellín no tiene base científica alguna, por lo que considera imposible determinar aspectos como que la puerta se abrió con una llave original o que el agresor llevara unas zapatillas de dos números mayores de su pie. Ante una huella de una pisada lo único posible es indicar la compatibilidad con un calzado y modelo, según este experto, que tampoco ha encontrado evidencias claras de que los guantes utilizados por el agresor fueran del tipo del supermercado en el que trabajaban el acusado, el fallecido y su mujer.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies