DESDE MI CABINA: El ataque de entrenador de Casquero

0

(Texto: Paco Morán) Dícese que a veces las frases sencillas no necesitan maquillarse con acrobacias verbales para describir una gran verdad. Como los abuelos son sabios, el mío usaba una frase que me la guardo siempre y que la aplico en mi vida diaria: lo que funciona no se debe cambiar. Ese dicho se lo presto a Casquero para que la aplique en lo sucesivo.

Y es que las críticas que ha recibido el técnico del Recre están más que justificadas por el tremendo ataque de entrenador que le dio ayer.

El Recre hizo una muy buena segunda parte ante el Extremadura, siendo lógico que hubiese apostado por el mismo once para recibir al Ejido 2012.

Ya al recibir la alineación, uno se sorprendía al ver como Jonathan Vila, que había tenido problemas en los pasados quince días sin entrenar con normalidad, era titular. Y a todo ello, Rafa de Vicente, que es el único que puede tener mejor manejo de balón, se quedaba fuera. Y ya por no hablar del descarte de Malón por Mario Marín.

Y si ya considerábamos que se había equivocado en el inicio, los cambios fueron aún más desconcertantes. Traoré fuera tras el primer tiempo y Jonathan Vila en el campo. De ahí que el Colombino prestase una sonora pita al técnico al ver el incomprensible cambio.

Y luego otro ataque de entrenador le daba cuando colocaba a Antonio Núñez (39 años), como lateral derecho, dándole un recorrido de noventa metros.

Lo bueno de Casquero es que suele dar explicaciones a sus movimientos; dándolos acabó arreglando todo. Dijo que había cambiado el equipo en función de lo que haría el rival. Y curiosamente, ese rival no era el Barcelona, ni el Bayer, ni el Manchester City. No. Era el Ejido 2012 el que le había obligado a hacer esos cambios.

Si el Decano tiene que cambiar a su once por el cómo juega el rival, mal futuro le auguro al técnico.

Ayer Casquero no tuvo su mejor día. Y aparte de ello, otra vez whatsapp de los aficionados apuntando su sonrisa mirando a la grada una vez acabó el partido. Y al contrario de la pasada semana, en la que fueron sólo tres whatsapp los que contaban lo ocurrido, ayer fueron un total de veinte contando la escena.

Debe Casquero cambiar eso y acabar el partido marchándose al vestuario con la cabeza agachada para evitar interpretaciones varias.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies