El Hospital Infanta Elena de Huelva estrena dos nuevos quirófanos

0

El Hospital Infanta Elena estrena estos días dos nuevos quirófanos que contribuirán de manera significativa a aumentar la capacidad de resolución del centro hospitalario onubense, favoreciendo el abordaje de intervenciones de mayor complejidad e incrementando el grado de seguridad del paciente, al incorporar elementos de bioseguridad que garantizan una mejor atención, más cómoda y más segura para profesionales y pacientes.

Las nuevas instalaciones, que se enmarcan en el proyecto de renovación y ampliación de todo el Bloque Quirúrgico del hospital, han sido inauguradas esta mañana por la consejera de Salud, Marina Álvarez, quien ha resaltado las aportaciones que para el sistema sanitario público onubense implica una actuación de este calado, con una inversión global en las obras que supera los 3,1 millones de euros.

Estas dependencias son parte de la tercera y última fase de las obras de ampliación del Bloque Quirúrgico, que finalizarán en el verano de 2018 y que ha contado con una partida de 1,5 millones de euros sólo para obra. Precisamente, el diseño de una obra de estas características, que supondrá la ampliación de las instalaciones en más de 500 metros cuadrados, se ha querido realizar por fases para poder mantener la actividad quirúrgica mientras se están desarrollando las obras, permitiendo mantener así un volumen de intervenciones que ayude a reducir los tiempos de espera y mejorar la asistencia sanitaria de la provincia.

En total, la superficie destinada al área quirúrgica pasará de los 1.100 metros cuadrados a 1.700 y permitirá realizar 144 intervenciones quirúrgicas más al mes.

Desde el hospital se ha agilizado la finalización de estos dos quirófanos con el objetivo de incorporar cuanto antes los nuevos dispositivos a la actividad quirúrgica diaria y continuarán las reformas previstas en la tercera fase del proyecto. Una vez concluyan definitivamente todas las obras, el centro hospitalario pasará a tener 8 quirófanos totalmente renovados, que disponen de una serie de elementos de bioseguridad, como son un nuevo sistema de climatización y filtrado de aire de alta seguridad y la instalación de sistemas de presión negativa, que permitan aumentar las garantías sanitarias durante las intervenciones.

Nuevo hospital de día

Además de los quirófanos, han finalizado también las reformas del nuevo hospital de día quirúrgico que cuenta con una superficie de más de 250 metros cuadrados y permitirá concentrar y mejorar la actividad quirúrgica del Infanta Elena incluida dentro de la cirugía mayor ambulatoria.

La tercera fase de las obras contempla también la construcción de cuatro salas de pruebas funcionales, en las que se llevarán a cabo tanto las endoscopias respiratorias y digestivas como las pruebas funcionales cardíacas, que posibilitarán aumentar significativamente la actividad en este ámbito. Además, se incorpora también la construcción de varias áreas de organización sanitaria enfocadas a facilitar una zona de transferencia de pacientes más segura y cómoda, varias zonas de estar para familiares y profesionales, así como una sala de informes y espacios para la actividad administrativa y de servicios generales.

El proyecto supone asimismo la construcción de un nuevo hospital de día médico, que tendrá una superficie cercana a los 350 metros cuadrados y estará destinado a la realización de pruebas diagnósticas o a la administración de tratamientos médicos de mayor complejidad que requieren de seguimiento y supervisión hospitalaria.

Otras actuaciones ya finalizadas

Es importante destacar también que ya están en funcionamiento las instalaciones reformadas en las fases anteriores, que consistieron en la construcción de un área anexa a la fachada del edificio principal y contigua al bloque quirúrgico, a la que se sumó la superficie de antiguas dependencias, por lo que se ha podido dotar al centro de tres nuevos quirófanos, que se encuentran en plena actividad, así como diferentes áreas de apoyo, como la nueva sala de reanimación o despertar, mucho más amplia y eficiente, las zonas de antequirófanos para la preparación de los pacientes, la habilitación de zonas de espera y de trasferencia de pacientes, las áreas de información a familiares, los almacenes de material quirúrgico y los espacios administrativos.

La finalización de este proyecto de remodelación y ampliación de los quirófanos del Hospital Infanta Elena, que se inició en mayo y que tiene un plazo de ejecución de un año, supondrá un paso decisivo dentro del proyecto de modernización del centro hospitalario, tras la renovación en años anteriores de sus infraestructuras más estratégicas, como la UCI y la Unidad de Urgencias, destinadas a ofrecer una atención sanitaria con las mayores garantías de seguridad, eficacia y comodidad para pacientes y profesionales.

 

Compartir.

Leave A Reply