Más de 200 ciclistas, en la Ruta Vino del Condado

0

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva celebra por tercer año consecutivo la Ruta Cicloturista Vino del Condado, que ha recorrido los términos municipales de Chucena, Hinojos, Villalba del Alcor, Manzanilla y Almonte.

Más de 200 ciclistas de las provincias de Huelva y Sevilla han participado este domingo en la III Ruta Cicloturista Vino del Condado, que se celebra coincidiendo con la II Feria del Vino de Chucena. La Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva organiza por tercer año consecutivo este evento turístico-deportivo, que ha recorrido los términos municipales de Chucena, Hinojos, Villalba del Alcor, Manzanilla y Almonte. El protagonista es claro, una seña de identidad de la comarca: el vino del Condado.

Eran las 09:45 cuando la alcaldesa de Chucena, Encarnación Castellano, junto con representantes del resto de municipios participantes, daba el pistolezado de salida a esta ruta que tenía su primera parada en el Museo del Vino de Almonte. Allí, los ciclistas pudieron reponer fuerzas con frutas de temporada de la empresa almonteña Bionest y proseguir el camino hacia Villalba del Alcor. Este municipio tiene una fuerte tradición vitivinícola, prueba de ello es que los primeros vinos que llegaron a América, allá por el año 1502, provenían de Villalba del Alcor.

El resto era un camino fácil: rumbo a Manzanilla para volver hasta la Avenida El Macareno de Chucena, nueva ubicación de la Feria del Vino. El polideportivo municipal de deportes se convirtió en el centro de operaciones de los ciclistas que aparcaron sus bicis y se desvistieron de cascos y guantes para degustar el vino de la tierra. Fue entonces cuando se hizo entrega de los trofeos, unos reconocimientos al participante más veterano, Joaquín Rodríguez Delgado; al más joven, Rafael Medina García; al club ciclista más numeroso, Los Linces de Hinojos; y al Club Ciclista El Quinto Pino de Chucena, por su colaboración en la organización del evento.

En definitiva, una mañana de domingo disfrutando de los campos del Condado, de su cultura y tradiciones y del hermanamiento entre los pueblos vecinos.

Compartir.

Leave A Reply