DESDE MI CABINA: Cruce de caminos

1

(Texto: Paco Morán) Otra mañana gélida en el Colombino que no fue óbice para albergar a 12.000 aficionados ávidos de triunfos.

Todo casa en esta temporada en la que el Decano tiene las credenciales de liga de ascenso en el bolsillo, desde el primer fichaje que hace en el mes de agosto. Se va confirmando con el paso de la temporada, que el plantillón que posee no puede quedar, ni pasar, en lo desapercibido. Y digo que no, porque cada día veo que este equipo va a más. Y porque veo el crecimiento de jugadores hacia el camino que ha de llevarlos a lograr el objetivo de la liguilla. Y fundamentalmente, porque veo a una afición que cada día empuja más.

Todo coordina, hasta incluso que Juanma López o Eurosamop siguen prestando dinero al Ayuntamiento para que la gente cobre y con ello haya estabilidad institucional. Nadie podría negar que el camino de la estabilidad económica influya en lo deportivo.

Se dan por consiguiente todos los ingredientes para ver como la ilusión en el día a día va creciendo.

No cuesta nada apostar desde lo sentimental, que sí en lo económico, para aseverar que el Recre estará en mayo entre los cuatro primeros. Cada vez veo más convencida a la gente.

Pero los caminos a veces se tuercen o lo tuercen. Y el señor Mohamed Massat, árbitro del Recre-Granada B, se encargó de no hacer las cosas bien desde la subjetividad, al no ver dos claros penaltis en el área del Granada B, aparte de no medir con el mismo baremo las cartulinas mostradas. Nos dejó tan indignados su actuación que hasta incluso nos hizo tirar de reglamento para ver si alguna ley recogía su potestad de suspender el partido si la afición continuaba insultándole acordándose de una hipotética infidelidad conyugal.

En todo momento, y por si acaso, la afición hizo caso a la recomendación de la megafonía para evitar esa suspensión y la correspondiente sanción que habría caído en la entidad albiazul.

A pesar del empate y de la mala actuación arbitral, todos nos fuimos muy contentos con el desarrollo del partido. Porque a veces más importante es el camino que la meta. Y el camino del Recre aun no habiendo marcado gol ante el Granada B nos hace seguir siendo mucho más optimista al ver la línea ascendente del equipo.

Este bloque homogéneo deja a los rivales sin opción de gol, dado que es un sistema defensivo en el que los riesgos son mínimos; las decisiones muy sabias para que el rival no aproveche los regalos defensivos que antaño se cometían al querer sobar el balón.

Compartir.

1 comentario

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies