Almonte revive este miércoles el doble crimen en el TSJA

0

El doble crimen de Almonte, en el que murieron asesinados Francisco Javier Medina y su hija María, vive este miércoles un nuevo capítulo con la vista pública que tendrá lugar en la salda de lo civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, en Granada.

En esta vista pública se van a ver los recursos presentados, tanto por la Fiscalía como por la familia, contra la sentencia absolutoria dictada en Huelva, en la que se declaró no culpable al único acusado, Francisco Javier Medina.

Este miércoles se van a revivir los hechos ocurridos en abril de 2013 en Almonte, que han dejado no sólo dos asesinados, uno de ellos una niña pequeña, sino múltiples heridas y enfrentamientos entre vecinos y amigos de las dos partes.

Los hechos están todavía muy cercanos en el tiempo y el periplo judicial que aún resta, porque la resolución que adopte el TSJA podría ser recurrida ante el Supremo, no ayuda a que se olvide lo ocurrido, entre otras cosas porque no hay culpable de tan macabro doble asesinato.

En esta ocasión la familia de los asesinados acude ante el TSJA con un mismo abogado, cosa que no ocurrió durante el juicio celebrado en Huelva, y sus argumentos son similares a los que esgrime la Fiscalía. Ambas parte no comparten el veredicto del jurado popular por entender que no está suficientemente justificado y entienden que hay un cúmulo suficiente de pruebas que inculpan a Francisco Javier Medina. Es por ello que ambas partes solicitan del TSJA que su resolución vaya encaminada bien a la repetición del juicio o bien a que se revoque el fallo absolutorio.

 

El jurado popular entendió que todas las pruebas presentadas no eran suficientes para disipar sus dudas sobre si Francisco Javier Medina era o no culpable. Los principales argumentos para estas dudas estuvieron en la declaración de una ex novia de Medina y en la que realizaron, a requerimiento de la defensa, unos catedráticos que defendieron la posibilidad de que el ADN encontrado en las toallas hubiera llegado de manera indirecta, a través del lavado de las toallas con otras prendas donde hubiera semen del acusado.

Las dudas llevaron al jurado a declarar como no culpable al único acusado, que no había sido detenido hasta un año después de ocurridos los hechos.

El doble crimen se llevó por delante dos vidas, pero además se ha acabado llevando por delante otras muchas cosas más: la relación entre vecinos amigos y familiares del acusado y los vecinos amigos y familiares de los fallecidos, que ha dividido al pueblo en dos mitades. Además, la mujer y madre de los asesinados, Marianela Olmedo, ha acabado viviendo fuera de Almonte, ante la altísima tensión creada, y con una declaración de incapacidad laboral. Olmedo es otra víctima más, solo que viva, de este tremendo drama. Y víctima se siente también el único acusado, y entonces pareja de Olmedo, que ha defendido su inocencia desde que fue detenido.

El TSJA será este miércoles un paso más de un periplo judicial que cuando acabe marcará la verdad judicial. Sin embargo, sea cual sea la resolución de este caso las heridas, tanto de una como de otra parte no tienen visos de que vayan a cerrarse jamás.

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies