El fútbol llegó a España por Huelva

0

El fútbol es, sin duda, el deporte rey. Y en España, por otro lado, podemos decir que también ocupa el primer puesto en las preferencias de los aficionados. Sin demasiada competencia, podríamos añadir.

Sin embargo, esto no siempre fue así, dado que este deporte lleva entre nosotros menos de un siglo y medio. Por lo tanto, sus primeros compases en nuestro país estuvieron marcados más por la curiosidad que por el éxito. De todas formas, esos pioneros fueron clave a la hora de popularizar el que a día de hoy podemos considerar el entretenimiento favorito de los españoles.

De hecho, en el marco del adelantamiento de las apuestas deportivas al póker, has de tener en cuenta que las relativas al balompié son las que lideran su crecimiento. A continuación, te contamos algunas curiosidades de la llegada del fútbol a la piel de toro.

Los precursores del balompié español

Como no podía ser de otra manera, el fútbol llegó a España de la mano de sus inventores, los ingleses. Por lo tanto, es normal que los primeros partidos, todavía a nivel de aficionados y a finales del siglo XIX, se produjeran en las zonas en las que estos tenían negocios.

Unas de las más destacadas eran, sin duda, las minas. En la localidad onubense de Riotinto, los británicos, después de sus largas jornadas de explotación minera, practicaban el balompié ante la mirada de los curiosos locales. Estos trabajadores crearon el equipo inglés de la localidad y, once años después, en 1889, se fundó el Recreativo de Huelva. Como este club, existente todavía en la actualidad, sí que fue federado (cosa que no ocurrió con el de Riotinto), puede disfrutar del orgullo de ser el decano del fútbol español.

Hemos de recordar que no fue fácil para los pioneros gozar de su deporte predilecto en España. A menudo eran criticados e incluso apedreados en algunos lugares por practicar un juego que se consideraba “afeminado”; en comparación con otros que ya habían alcanzado cierta fama, como el rugby.

No obstante, la pasión y entrega que ponían en los partidos lograron consolidar un deporte que no tardó en convertirse, con el cambio de siglo, en la afición favorita de las clases populares. Pronto, incluso antes de que acabara el siglo XIX, empezaron a nacer más clubes futbolísticos. En especial, en Euskadi, Cataluña y Madrid.

Una pasión que ha llegado hasta hoy

Efectivamente, el balompié sigue contando con el beneplácito de los españoles y cada semana son miles los aficionados que deciden participar en sus apuestas deportivas. El Recreativo de Huelva, por su parte, sigue existiendo, aunque ha atravesado recientemente una grave crisis que ha puesto en peligro su continuidad. Larga vida al fútbol español.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies