Editorial: Salvar al Recre, sí… pero con todas las consecuencias

0

Cuando un club es más que un club, como lo es el Recreativo; cuando un club es seña de identidad de una ciudad; cuando un equipo de fútbol representa la raíces de miles y miles de personas es imposible analizar fríamente su situación solo desde un punto de vista económico.

La declaración del Recreativo de Huelva como un Bien de Interés Cultural (BIC) y la expropiación de las acciones a Gildoy han llevado al Ayuntamiento de Huelva a una situación en la que, pase lo que pase al Recreativo, tendrá que hacer frente a lo que se le venga encima. Esa es la voluntad mayoritaria de los grupos que componen el pleno, especialmente de los dos principales, PSOE y PP, que coinciden de manera nítida en su posicionamiento.

El alcalde de Huelva lo ha dejado claro, muy claro, en el pleno de este viernes: “Haremos todo lo que haga falta para que el Recreativo no desaparezca”, esté en segunda, en tercera o en cualquier situación deportiva. También lo ha dejado claro el concejal del PP Manuel Remesal.

Llegados a este punto, cuando un club es más que un club, cuando un club representa las señas de identidad de miles de onubenses, por no decir de toda la ciudad, lo que procede es reflexionar sobre cómo se salvaguardan mejor esos sentimientos que representa. Lo que urge reflexionar es si, una vez llegados hasta aquí, el Ayuntamiento de Huelva tiene imperiosamente que vender las acciones del club a una empresa privada. Se imagina alguien al Ayuntamiento de Granada queriendo vender la Alhambra, o al de Córdoba queriendo hacer lo propio con la Mezquita, de ser ambos propietarios de sendos edificios históricos.

¿Pueden estar los sentimientos de miles de personas en manos de la actuación más o menos afortunada de una empresa? Huelva capital no tiene grandes monumentos de los que vanagloriarse, pero siente el orgullo de tener el primer equipo de fútbol de nuestro país. ¿Ese legítimo orgullo cuánto vale? ¿Tiene precio? ¿Por qué hay que desdeñar lo público en favor de lo privado, cuando al final resulta que la salvación y la supervivencia del Decano estará siempre, en última instancia, avalada por el Ayuntamiento de Huelva?

Es por ello que este comentario lleva por título un sí rotundo a la salvación del Recreativo, pero añadimos que con todas sus consecuencias. El Ayuntamiento de Huelva tiene la obligación del salvaguardar una seña de identidad de la ciudad, no a un simple club de fútbol. Lo que no tiene obligación es a enderezarlo, a salvarlo, para acto seguido entregárselo a un propietario o empresa privada. Un BIC, las raíces de una ciudad, la identidad de miles de onubenses, sus emociones, tal como ha definido el alcalde al Recreativo, no pueden estar a expensas de un resultado, de un ascenso o un descenso, o de la gestión, afortunada o no, que haga un empresario determinado. ¿Se imaginan que el club cae en manos de otro Pablo Comas?

El Decano, un Bien de Interés Cultural, y sobre todo los sentimientos y emociones de la gente no pueden estar en manos privadas. Es por ello que lo lógico sea apostar, de manera inequívoca, por un club donde la mayoría accionarial sea pública, del Ayuntamiento, al que lo único que hay que exigirle es que haga una gestión económica del club que sea impoluta, bien directamente o bien a través de una gestión mixta, tal como se hace en Aguas de Huelva o en otras muchas empresas públicas de nuestro país. Pero una cosa es la gestión y otra la propiedad.

Pero todo apunta a que no va a ser ese el camino. El camino será sanear, dar la cara desde lo público para, como ha pasado con los bancos rescatados, sin ir más lejos, entregar la mayoría accionarial del club a una empresa privada. Esta, si todo le va bien y tiene beneficios se los guardará en su bolsillo, y si todo vuelve a ir mal volverá a repetirse la historia y papá Ayuntamiento, o sea la ciudad de Huelva y sus impuestos, volverán a salir al rescate. ¿Hasta cuándo?

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies