El auge de los alimentos sin lactosa

0

La lactosa es el azúcar de la leche y podemos encontrarla tanto en ella como en sus productos derivados. La intolerancia a la lactosa se produce cuando se pierde la lactasa, la enzima encargada de digerirla. A partir de aquí, aparecen diversos síntomas como vómitos, náuseas, diarrea, dolor e hinchazón abdominal.

Lactosa

Las intolerancias a la proteína de la leche hacen que cada vez más ciudadanos deban adaptar sus hábitos alimenticios.

El auge de los alimentos sin lactosa en la industria responde al crecimiento de la población que manifiesta este tipo de intolerancia. No en vano, más del 30% de la población española actual, según datos de la Asociación de Intolerantes a la Lactosa (Adilac), tiene problemas a la hora de digerir el azúcar natural de la leche.

Pero, al mismo tiempo, se debe a la gran cantidad de adeptos que con diversas patologías o malestares intestinales prefieren este tipo de alimentos sobre los convencionales.

El auge de los alimentos sin lactosa reflejado en números

Esto se traduce en un cada vez más alto número de alimentos sin lactosa. Un catálogo que en los últimos años se ha ampliado, tal y como podemos ver en superchuches.com, con la llegada de las chuches, algo que hasta hace muy poco era prácticamente inviable.

Este incremento se debe precisamente, y en gran medida, al mayor número de personas que, sin tener problemas de salud, han optado por consumir productos sin lactosa. Sin ir más lejos, en los últimos 15 años, y según el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el consumo de leche ha descendido en casi un 25%.

Un descenso que contrasta totalmente con el crecimiento en ventas de los productos sin lactosa. Durante el año pasado, su venta aumentó en más de un 25%, incremento que ya viene siendo habitual desde hace unos años. Tanto es así que la leche sin lactosa, considerada hasta hace poco un rara avis en los supermercados, es ahora un producto habitual.

Lo habitual de ver alimentos sin lactosa en bares y restaurantes

Pero este auge no solo se está viendo en los supermercados. Cada vez son más los establecimientos de restauración (bares, hoteles, restaurantes, etc.) que han introducido la leche sin lactosa y los alimentos de este tipo en sus menús. Ya no resulta tan extraño probar alimentos sin lactosa fuera de casa.

La proliferación de alimentos sin lactosa en supermercados, bares, restaurantes, etc. ha beneficiado en gran medida a las personas intolerantes. Y no solo por la gran variedad con la que ahora pueden disponer, sino porque también este aumento ha propiciado que los precios de estos productos sean más asequibles.

Sin lactosa

Los productores de productos sin lactosa aseguran que el sabor se mantiene y saben igual que un producto común.

La gran demanda de alimentos sin lactosa ha supuesto para los fabricantes una gran oportunidad de mercado. De ahí, como decíamos antes, la aparición de hasta golosinas sin lactosa, entre muchos otros productos adaptados para intolerantes como también el chocolate. Éstos son nichos cuyas ventas van a tener un éxito asegurado a la vista de que cada vez hay más personas que las demandan.

Hay que señalar a este respecto que las marcas fabrican lo que el usuario demanda. Es por eso que ante un mayor número de personas que han optado por estos productos, podemos ver en los supermercados como la leche de siempre convive ya de forma natural con otras enriquecidas con vitaminas y minerales o con las deslactosadas.

Cambios en los hábitos de consumo

El auge de los alimentos sin lactosa tiene que ver especialmente con los cambios que se están produciendo en los hábitos de consumo. Tanto es así que muchas marcas publicitan su leche sin lactosa o alimentos de este tipo como productos que pueden ir perfectamente destinados al público en general.

La leche sin lactosa se viene asociando con una leche más sana. De ahí que multitud de personas que no son intolerantes consumen ya de forma habitual este producto. La televisión y la radio nos bombardean con las ventajas de este tipo de dieta, a la que se han sumado numerosas celebridades y deportistas famosos.  

No obstante, hay que asegurar que estos alimentos solo serán beneficiosos para aquellas personas que sean en realidad intolerantes a la lactosa.

En definitiva, esta campaña publicitaria ha logrado aumentar el mercado de unos productos que hasta ahora habían resultado ser minoritarios y muy específicos. Se habla de que presentan un menor contenido en calorías, que ayudan a reducir el colesterol, etc.

Lo que sí es cierto es que este auge ha beneficiado a aquellos usuarios que son intolerantes a la lactosa. El crecimiento de esta tendencia ha disparado el consumo de alternativas a la leche y otros productos, entre los que caben resaltar como interesante curiosidad las chuches.

La leche sin lactosa se ha convertido en la joya de los lácteos. De ser una rareza ha pasado a situarse en una habitual de los supermercados. Sea por un problema de intolerancia real o por una moda, los hábitos de consumo están cambiando y esto ha conllevado este auge en este tipo de alimentos.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies