DESDE MI CABINA: Optimismo artificial

0

(Texto: Paco Morán) Se acerca el partido más trascendental del Recre en los últimos años. Pero no será ese tan solo, sino que en las cinco restante jornadas, a buen seguro que vendrán partidos mucho más importantes. Porque se intuye que el Recre no verá la salvación hasta la última jornada de liga en Jumilla.

Y dada la línea descendente del equipo llego a pensar que éste Recre no puede salvarse por sí mismo, sino que serán los otros rivales directos con malos resultados los que abaratarán la permanencia.

Sólo un giro copernicano nos haría ser más optimista de cara a la recta final, si bien ello supondría meterse una gran dosis de optimismo artificial.

No hay ni una sola señal que nos haga ser optimista.

Lo que no se ha hecho en treinta y tres partidos dudo que se vaya a hacer un seis.

Voy con pánico al Colombino y con la sensación de querer firmar el empate.

Consideraría bueno ese resultado habida cuenta del estado de forma del Córdoba B y el deprimente juego del Decano.

Y además los jugadores se podrían encontrar en la grada a más aficionados de los habituales, tras ese llamamiento de Federación de Peñas que ha hecho al recreativismo.

Más personas en el Colombino suponen más nervios para los jugadores, dirigentes deportivos y políticos. A más gente, más presión para todos y más pitos que sonarían para todos si las cosas no salen bien.

Yo como decía mi amigo Manolo Santana, no habría hecho nada.

Este tipo de fiesta antes de los partidos trascendentales no me gusta nada cuando tanto se juega uno.

Porque no es lo mismo hacer lo mismo hace un año que hacerlo ahora con una afición tan desencantada y quemada.

Pero no queda más que estar en el Colombino y esperar a ver qué pasa.

Decir que hay que aplaudir a los jugadores aunque fallen es el tópico habitual. Pedirle a los jugadores que lo den todo es algo que se hace en Huelva, Granada, Londres y Los Ángeles. Yo no he de pedirlo porque los jugadores dan todo lo que tienen y así ha sido desde el inicio de la temporada.

Digo como los taurinos: que Dios reparte suerte y que cada aficionado actúe como le venga en gana.

Yo sólo quiero firmar el empate y asegurarme el punto.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies