IU y el PP califican de “intolerable” que den a los niños bocadillos por comida caliente

0

Izquierda Unida ha exigido a la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía en Huelva la reapertura inmediata de la cocina del CEIP Juan Ramón Jiménez, cuyo servicio de comedor durante la primera semana del mes de abril se limita a “bocadillos y comida fría”, según ha informado la Dirección del centro a las familias afectadas.

Charo Beltrán, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Cartaya, ha lamantado “la ineficaz gestión en la sustitución de las bajas del personal de cocina de éste y otros centros educativos de Cartaya, como el Concepción Arenal, cuyos escolares han sufrido recientemente un episodio similar”.

Charo Beltrán Rodríguez, candidata a la Alcaldía de CartayaBeltrán defiende que “tratándose de alimentación infantil en escuelas públicas, la Junta debe reglamentar procesos de sustitución urgentes para garantizar la continuidad de un servicio de calidad. Los bocadillos o las líneas privadas de catering son soluciones para congresos, no para nuestras escuelas públicas. Lamentablemente, el servicio de comedor se está privatizando en la mayoría de las escuelas andaluzas, cediéndose a empresas privadas. Casos como el de los comedores de los colegios Virgen del Carmen y el Castillo de los Zúñiga, cuya empresa de catering fue expedientada por no garantizar un mínimo de calidad, evidencian el riesgo para la salud que entraña la privatización de servicios”.

Estas situaciones motivaron que el Pleno del Ayuntamiento de Cartaya aprobase una moción de IU “instando a Educación a implantar servicios de comedor gestionados públicamente, con cocina propia y personal público, en todas las escuelas del municipio”.

Desafortunadamente, concluye Beltrán, “tenemos que volver a lamentar otra interrupción del servicio de un comedor escolar público de Cartaya, obligando a centenares de niños y niñas de la localidad a cambiar su almuerzo por un bocadillo o líneas frías de catering”.

PARTIDO POPULAR

Manuel Andrés GonzálezPor su parte, el presidente del Partido Popular de Huelva y portavoz adjunto del Grupo Popular en el Parlamento andaluz, Manuel Andrés González, ha calificado de “intolerable” que la falta de previsión de la Junta de Andalucía obligue a los alumnos del CEIP Juan Ramón Jiménez de Cartaya a “comer bocadillos” durante toda esta semana por problemas en el comedor escolar.

González ha señalado que “son ya muchos los problemas que se están dando en los comedores escolares de gestión directa de la Junta de Andalucía en la provincia de Huelva debido a la falta de personal y que están poniendo en peligro la prestación de  este servicio”. En este sentido, ha recordado que hace unos meses el CEIP Concepción Arenal, también de Cartaya, se quedó sin comedor por los problemas de personal.

González ha denunciado los “continuos” problemas que se están generando en el servicio de comedores escolares de gestión directa de la Junta por la escasez de personal y ha explicado que “la suspensión del servicio, como ya ha sucedido precisamente en otros centros educativos de Cartaya, se puede producir en cualquier otro centro educativo de la provincia por esta falta de personal”.

De hecho, esta falta de personal ha provocado que los alumnos del CEIP Juan Ramón Jiménez “tengan que comer bocadillos durante esta semana ante la falta de respuesta de la Junta”

En este tipo de comedores, que prestan atención a una media de 100 alumnos, la Junta de Andalucía permite que el servicio sea prestado en algunos centros por tan solo por un cocinero o cocinera y un ayudante de cocina “por lo que ante el más mínimo problema originado por la sobrecarga de trabajo, el servicio corre el riesgo de suspenderse”, ha destacado el popular.

Precisamente en Cartaya, en cursos anteriores, se llegó a suspender el servicio de comedor en dos colegios, uno de Cartaya y otro en El Rompido, debido a deficiencias sanitarias. En estos centros, ha apuntado González, el comedor era atendido por una empresa de catering y el PP llevó esta situación al Parlamento, forzando a la Junta a suspender el contrato con esta empresa debido a las graves deficiencias que presentaba y el riesgo que presentaba para otros centros, puesto que esta empresa prestaba servicio a 17 colegios de la provincia.

El PP, ante este nuevo problema en el servicio de comedor provocado por falta de personal, “presentará iniciativas para que la Junta corrija estas deficiencias y deje de poner en riesgo la prestación del servicio de comedor escolar, algo fundamental para facilitar la conciliación laboral y familias de padres y madres”, ha apuntado González.

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies